Cómo tonificar y quemar grasas y calorías estando acostado

La idea de acostarte para quemar grasas podría parecer contradictoria, pero puedes realizar muchos ejercicios eficientes mientras te acuestas en el suelo, en un banco o sobre una bola de ejercicio. Aunque los mejores ejercicios para quemar grasas son actividades cardíacas realizadas mientras estás de pie o sentado, un ejercicio tranquilo o boca abajo puede tonificar músculos y quemar calorías de manera efectiva. El tejido muscular quema más calorías que grasas, incluso cuando estás descansando, así que los músculos que ejercitas cuando estás acostado te ayudarán a quemar grasas adicionales a largo plazo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Banco de ejercicios
  • Barra de ejercicios
  • Mancuernas

Instrucciones

  1. Pasa 5 a 10 minutos entrando en calor con ejercicios aeróbicos livianos antes de comenzar el entrenamiento.

  2. Realiza ejercicios de la parte superior del cuerpo mientras estás acostado en el banco o sobre una bola de ejercicios, como una prensa de banco, haciendo levantamientos de hombros, flexiones y remo acostado.

  3. Acuéstate en el suelo para hacer abdominales, de bicicleta, ejercicios de puente o giros acostados para fortalecer tu espalda. Realiza abdominales mientras estás acostado en un banco inclinado para agregar intensidad.

  4. Trabaja tus piernas con una prensa para piernas o pantorrillas o con un dispositivo de flexión de pierna acostado.

  5. Realiza los ejercicios escogidos en un circuito para quemar calorías adicionales. Selecciona de ocho a diez ejercicios y prepara todo el equipo necesario antes de comenzar a entrenar. Muévete inmediatamente de un ejercicio al otro sin descansar hasta haber completado la serie. Descansa por dos a tres minutos antes de intentar una segunda serie. Realiza tres series o avanza hasta ese número. Intenta trabajar día por medio.

Consejos y advertencias

  • Alterna entre la parte superior del cuerpo, la espalda y los ejercicios de la parte inferior de tu cuerpo durante el circuito. Esta estrategia te permite que un grupo muscular descanse mientras trabajan los otros.
  • El entrenamiento de circuitos quema más calorías que los ejercicios estándar porque mantienes el ritmo cardíaco elevado. Si pesas 155 libras (80 kg) y ejercitas por 30 minutos, por ejemplo, un entrenamiento básico de peso quema unas 112 calorías, un entrenamiento vigoroso quema unas 223 calorías, pero un circuito de ejercicios quema unas 298 calorías.
  • Debes crear un déficit de calorías para quemar grasas. Combina los ejercicios con una alimentación adecuada para quemar toda la grasa posible.
  • Consulta a un médico antes de comenzar un nuevo programa de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por m.l. rose | Traducido por sebastian castro