¿Los tomates pueden irritar la artritis?

Los tomates son una de las principales hortalizas que puedes querer evitar si tienes artritis.

Una dieta mediterránea, que consiste en frutas, verduras, pescado, granos integrales y frutos secos, es un enfoque de dieta potencialmente fuerte para las personas con artritis reumatoide.

Aunque todo el mundo debe esforzarse para conseguir cinco o más porciones de frutas y verduras cada día, las personas con artritis pueden querer mantener algunas verduras en su dieta. Los alimentos como las berenjenas parmesano, el puré de patatas y la pizza no están solo llenas de calorías, grasa y sodio sino que contienen el principal ingrediente vegetal que puede empeorar el dolor de la artritis y la inflamación. Los tomates son una de las principales hortalizas que puedes querer evitar si tienes artritis. ¿La razón? Los tomates son una verdura perteneciente a las solanáceas, un grupo que también incluye las patatas blancas, las berenjenas y los pimientos dulces y picantes. Nota del editor: Este artículo fue revisado médicamente por George Krucik, MD.

Las comidas solanáceas y la artritis

Las verduras solanáceas contienen compuestos químicos llamados alcaloides. Si bien la investigación no es concluyente, se cree que los alcaloides afectan el metabolismo del calcio y promueven la inflamación. Los síntomas de la artritis -que es, en sí, la inflamación de las articulaciones- se agravan si el calcio pasa a los tejidos blandos y fuera de los huesos.

El debilitamiento de los huesos y la inflamación de las articulaciones puede causar dolor y rigidez en las articulaciones, dos de los principales síntomas de la artritis.

Estas verduras también contienen la sustancia solanina, que interfiere con las enzimas musculares y se asocia con molestias en las articulaciones.

Otros alimentos del grupo de las solanáceas incluyen:

• Alquequenjes

• Pepinos

• Tomatillos

• Tamarillos

• Pimentos

• Naranjilla

• Arándano de jardín

• Paprika

• Pimienta de Cayenne

• Bayas de Goji

¿Una dieta libre de solanáceas funcionará?

Las personas con artritis no experimentarán necesariamente una desmejora en los síntomas después de comer comidas solanáceas. Además, hay poca evidencia clínica para apoyar la afirmación de que una dieta libre de solanáceas reducirá o eliminará los síntomas de las personas con artritis.

Mientras que algunos "brotes" artríticas son atribuibles al consumo de estas frutas y verduras, la prueba de ello es principalmente anecdótica. Sin embargo, algunas personas reportan mejorías significativas en los síntomas de la artritis después de eliminar alimentos de la variedad de solanáceas de su dieta.

Si estás sufriendo de artritis, es posible que trates de evitar los tomates y otros alimentos solanáceas durante al menos tres meses para ver si tienes algún cambio o mejora en los síntomas. Puedes pasar un tiempo antes de que ocurra una mejora notable. Asegúrate de discutir cualquier cambio que realices en tu dieta con tu proveedor de atención médica. Pueden ayudarte a seguir una dieta equilibrada y nutritiva.

La dieta mediterránea

Una dieta mediterránea, que consiste en frutas, verduras, pescado, cereales integrales y frutos secos, es un enfoque de la dieta potencialmente fuerte para las personas con artritis reumatoide. Un estudio sueco de 2003 publicado en los Anales de las enfermedades reumáticas sugiere que los alimentos ricos en grasas monoinsaturadas -como el aguacate, nueces, semillas y aceite de oliva- pueden ayudar a reducir la inflamación.

Además, este tipo de dieta se centra en el consumo de granos enteros y alimentos de origen vegetal, como frutas y verduras ricas en antioxidantes, así como las legumbres y los frutos secos, mientras que limita el sodio, las carnes rojas y las grasas saturadas. Los participantes en el estudio de 2003, que solo comían alimentos permitidos en la dieta mediterránea reportaron una disminución de la inflamación, así como el aumento de la función física y vitalidad mejorada.

Sobre el autor

Laura Stagliano, RD obtuvo su B.S. en Nutrición con especialidad en Gerontología. Entró de interina en la Clínica Lahey en Burlington, Massachusetts, proporcionando educación sobre dieta y asesoramiento en nutrición a los pacientes de cardiología hospitalizados.

Stagliano recientemente completó su maestría en Nutrición y Dietética, con una especialización en Nutrición Clínica, de la Universidad de Nueva York.

Foto: Visage/Stockbyte/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por laura stagliano, rd
Traducido por maría dolores meade