Cómo tomar la medida de las raquetas para nieve

Las raquetas de nieve te permiten explorar el paisaje invernal más fácilmente. Ya sea que quieras comprar raquetas recreativas, de aventura, para travesía o para entrenamiento, necesitarás comprar el tamaño correcto que soporte tu peso. El tamaño que necesites dependerá de las condiciones en las que caminarás, así como también tu peso y el del equipo que lleves.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Báscula de baño

Instrucciones

  1. Pesa las mochilas y equipos que cargues durante la caminata en nieve.

  2. Pésate usando la ropa y botas de invierno.

  3. Suma tu peso más el de tu equipo y usa el resultado para determinar el tamaño de raqueta que necesitas. El tamaño indica el ancho y largo del calzado. Fogdog Sports recomienda usar raquetas de 9 x 21 pulgadas para soportar de 75 a 140 libras, 8 x 25 pulgadas para soportar de 120 a 180 libras, 9 x 30 pulgadas para soportar de 160 a 220 libras y 10 x 36 pulgadas para soportar más de 220 libras. Consulta la guía de tamaños del fabricante para saber las recomendaciones de tamaño precisas.

  4. Considera el terreno sobre el cual caminarás al momento de elegir el tamaño. Por ejemplo, si tu peso te ubica entre dos tamaños posibles, elige el más pequeño y compacto si el terreno es de nieve compacta y caminos grumosos. Si caminarás sobre nieve mullida y en polvo, elige las raquetas más grandes.

  5. Pruébate las raquetas de nieve que consideres comprar. Usa tus botas para probártelas. Ajusta y aprieta las fijaciones. Tus pies deben permanecer ajustados en su lugar.

Consejos y advertencias

  • Cuando te pruebes las raquetas, ajusta las fijaciones usando guantes o manoplas. Con esto podrás probar la comodidad y la facilidad de uso de las fijaciones.
  • Caminar sobre nieve puede ser difícil. Usa ropa invernal apropiada y cubre toda la piel expuesta cuando camines sobre nieve. Siempre debes revisar el reporte del tiempo antes de salir.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa porter | Traducido por elizabeth funes