¿Tomar lisina puede resecar tu cabello?

La lisina, también conocida como L-lisina o aminoácido K, es un aminoácido esencial que no se forma naturalmente en el cuerpo y debe ser ingerido a través de los alimentos o suplementos para proporcionar a tu cuerpo los medios para desarrollar tejidos y músculos. Puede ayudar a aquellos que sufren de osteoporosis. La lisina es usada también para tratar herpes, y ha sido efectiva para reducir los brotes al mínimo. Algunas personas han informado sobre la caída del cabello al tomar esta en exceso para el tratamiento del herpes; no obstante, tomarla en realidad ayuda a fortalecer los folículos pilosos y deja el cabello brillante y saludable, no seco y quebradizo.

Dosis saludables de lisina

La lisina es fundamental en la formación de colágeno, que es importante para los huesos, la piel, el tejido conectivo y los cartílagos. La lisina también es esencial para el crecimiento de los niños y el desarrollo de los huesos. Ha habido indicaciones de que esta también ayuda a que las heridas curen más rápido , porque desarrolla proteínas en los músculos. Determinar la cantidad del consumo diario que necesitas depende de lo que trates con el suplemento. Si tienes herpes, puede ser necesario tomar 1000 miligramos al día, mientras que para mantener los huesos saludables solo requieres de 500 miligramos al día.

Causas del cabello seco

Hay muchas razones para que el cabello se seque, incluyendo el exceso de tintura, el lavado muy frecuente y el uso de elementos de calor para peinar. El cabello seco también puede indicar una deficiencia de hierro o una necesidad de zinc o vitamina C extra. Como el cabello está compuesto por proteínas y aminoácidos, tomar lisina puede mejorar la fuerza y la salud de tu cabello. Puedes gastar una fortuna en una variedad de productos para el cabello pero, al final, una dieta saludable que contenga la cantidad suficiente de lisina estimulará el crecimiento del cabello, detendrá la pérdida del mismo y hará que se vea brillante y fuerte.

Formas de obtener lisina en la dieta

Puedes tomar una píldora o un suplemento líquido, pero la forma más eficiente de incorporar lisina en tu dieta es ingerirla a través de los alimentos. Las carnes como la roja, de cerdo y de ave, queso, en particular parmesano, frutos secos (nuts), granos de soja (soy beans) y legumbres son fuentes ricas de lisina. Consumir estos alimentos, junto con frutas, pescados y otros vegetales, mantendrá altos los niveles de aminoácido K y ayudará a revertir el cabello seco y quebradizo.

Evitar el cabello seco y los efectos adversos de la lisina

Aunque la lisina no causa que el cabello se seque, los individuos con herpes, los veganos que no comen legumbres y las personas con quemaduras severas tendrán niveles más bajo de lisina en sus sistemas y pueden tener el cabello seco y poco saludable. Demasiada lisina puede causar que el cabello se caiga, pero no estará seco cuando lo haga. Una buena forma de asegurarse de que no tienes el cabello seco y quebradizo es mantener una dieta regular de proteínas, vegetales y otros alimentos con lisina.

Más galerías de fotos



Escrito por paula bogas | Traducido por maria eugenia gonzalez