Cómo tomar ajo para la limpieza del colon

El ajo es un alimento medicinal que se ha utilizado durante miles de años. Sus muchos beneficios conocidos para la salud incluyen ayudar a prevenir o reducir la aterosclerosis o endurecimiento de las arterias debido a la acumulación de placa que puede conducir a un derrame cerebral o ataque al corazón. Esta hierba raíz también tiene propiedades antivirales, antibacterianas y antiparasitarias, que ayudan a eliminar toxinas, patógenos y parásitos en el tracto digestivo, sobre todo en el colon del intestino grueso. El ajo actúa como un antioxidante que ayuda a reducir la inflamación y limpia el colon para mejorar la digestión, la absorción de los nutrientes de los alimentos y la eliminación de desechos y toxinas. Consulta con tu médico antes de emprender una limpieza.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Suplementos a base de hierbas de ajo
  • Ajos secos
  • Aceite de ajo
  • Dientes de ajo frescos

Instrucciones

  1. Compra suplementos de ajo en una tienda de alimentos saludables son estandarizados y contienen 0,6 por ciento del ingrediente activo alicina o 1,3 por ciento de aliina. Toma dos tabletas de 200 mg de suplementos de ajo hasta tres veces al día. Toma el suplemento con agua antes de una comida. Continua como se recomienda en la etiqueta del producto.

  2. Toma un total de 600 a 1200 mg de extracto de ajo envejecido en dos o tres dosis divididas por día. O consume de 0,03 hasta 0,12 ml de aceite de ajo tres veces al día. El aceite de ajo también se puede añadir a los guisos, salsas y aderezos para ensaladas por sus beneficios de limpieza de colon.

  3. Toma dientes de ajo crudos frescos como un suplemento de la comida sana. Pela, pica o corta de tres a cuatro dientes y toma hasta 4 g de ajo picado fresco cada día. Añade a los alimentos o combina con una cucharada de miel y trágatelo como una tintura para limpiar el colon.

  4. Lava y pela de cuatro a cinco dientes de ajo enteros frescos. Añade los dientes de ajo en una botella con aceite de oliva y deja reposar en un lugar fresco durante dos o tres días. Utiliza el aceite de ajo infundido en los alimentos para beneficiarte de las propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes, tanto del aceite de oliva y del ajo.

Consejos y advertencias

  • Hornea sin pelar el ajo entero en el horno, hasta que se convierte en caramelizado y sea suave y untable. Úsalo para dar sabor a pan de trigo integral y otros alimentos. El ajo asado u horneado tiene un sabor dulce y se puede agregar a muchos platillos.
  • Consulta a un médico para el tratamiento de parásitos intestinales o estomacales, antes de usar suplementos o alimentos para el tratamiento de esta infección potencialmente grave. El uso de suplementos de ajo en los niños no ha sido estudiado, sin embargo añadir ajo a la alimentación puede ayudar a limpiar el colon de parásitos que son comunes en los niños pequeños.

Más galerías de fotos



Escrito por noreen kassem | Traducido por gabriela nungaray