¿Puedo tomar Flexeril si estoy embarazada y con dolor?

La tensión muscular y dolor de espalda pueden ser comunes durante el embarazo, pero muchos de los medicamentos que son seguros para la mayoría de los adultos pueden ser perjudiciales para una mujer embarazada o su feto. Flexeril, conocido genéricamente como ciclobenzaprina, es un relajante muscular más a menudo dado para el tratamiento de lesiones o la tensión muscular. Si estás embarazada, informa a tu médico acerca de tu condición y de todos los medicamentos que estés tomando antes de tomar cualquier medicación adicional para asegurarte de que es seguro para ti y tu bebé. Tu médico decidirá si Flexeril o cualquier otro medicamento es lo suficientemente seguro para que tomes durante el embarazo.

Acerca de Flexeril

Flexeril es un relajante muscular de venta libre conocido genéricamente como ciclobenzaprina y generalmente dado por períodos cortos de tiempo para mujeres adultas no embarazadas para condiciones tales como lesiones o tensión muscular. Flexeril no se da para el dolor a menos que el dolor esté relacionado con una distensión muscular o lesión. Flexeril en general se administra en comprimidos de 10 mg hasta tres veces al día. Generalmente no se considera adictivo, pero puede tener efectos secundarios tales como somnolencia y mareos.

Flexeril durante el embarazo


Flexeril ha sido clasificado como Categoría B del embarazo por la Food and Drug Administration.

Flexeril ha sido clasificado como Categoría B del embarazo por la Food and Drug Administration. La drogas Categoría B no han sido demostradas que causen teratogenicidad o anomalías fetales en estudios con animales, pero a menudo no se han evaluado completamente en los seres humanos. Las drogas Categoría B como la ciclobenzaprina se deben dar durante el embarazo sólo cuando el médico determina que los riesgos son menores que los beneficios de las acciones de la droga.

Flexeril durante la lactancia

Flexeril no se ha demostrado que se excrete en la leche humana durante la lactancia, pero no ha sido bien estudiado y, de acuerdo con Drugs.com, los estudios en animales realizados en ratas y ratones han demostrado que hasta un 50% de la droga puede aparecer en la leche materna. Flexeril deberá probablemente ser evitado por mujeres lactantes, sin embargo, tu médico decidirá si puedes tomar Flexeril si estás amamantando.

Otros remedios para el dolor


En cualquier caso, un médico o profesional de la salud te ayudará a decidir qué tipo de tratamiento para el dolor puede proporcionar algún alivio.

Muchas mujeres que están embarazadas experimentan dolor de espalda y otros dolores como la ciática durante el embarazo, especialmente en las últimas etapas cuando el bebé ha vuelto más grande. Muchos médicos recomiendan soluciones naturales, como un baño caliente, zapatos de tacón bajo o simplemente permanecer descalza. Algunas mujeres también pueden encontrar alivio a diferentes posiciones para dormir, tales como colocar almohadas debajo de las rodillas o la compra de una almohada de cuerpo, lo que puede ayudar a apoyar la creciente barriga. En cualquier caso, un médico o profesional de la salud te ayudará a decidir qué tipo de tratamiento para el dolor puede proporcionar algún alivio.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa lind | Traducido por luciano ariel castro