Cómo tomar una ducha caliente para exfoliar la piel de los pies

Ya sea que uses botas pesadas durante un invierno seco o que vayas a la playa con un par de ojotas, los pies reciben mucho castigo. Puede ser sencillo descuidar a tus pies, enfocándote en humectar y exfoliar las partes más visibles de tu cuerpo antes de colocarte un par de medias y comenzar el día. La sensible piel de la planta de los pies puede rajarse y volverse seca, lo que indica que necesita ser cuidada para renovar su superficie. Tómate tiempo una vez a la semana para remojar los pies y quitar la piel muerta.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Guante para exfoliar
  • Crema exfoliante
  • Toalla
  • Piedra pómez o lima para pies
  • Crema para pies
  • Medias de algodón

Instrucciones

  1. Métete en la ducha y ajusta la temperatura del agua para que esté tibia. Haz que la temperatura sea cómoda para evitar quemarte: el agua caliente secará tu piel, empeorando el problema de la piel muerta en tus pies.

  2. Párate en la ducha por la menos cinco minutos, y asegúrate que tus pies estén bien empapados.

  3. Colócate un guante exfoliante. El guante ejerce fricción, ayudando a quitar la piel muerta mejor que una exfoliación simple.

  4. Coloca una cantidad del tamaño de una pelota de golf de crema exfoliante sobre el guante.

  5. Trabaja para exfoliar la planta de tus pies usando movimientos circulares. Concéntrate en los talones, los metatarsos y la punta de los dedos.

  6. Enjuaga tus pies bajo el agua, usando la mano para quitar los restos de exfoliante.

  7. Seca suavemente tus pies con una toalla limpia.

  8. Coloca una piedra pómez o lima para pies sobre la planta del pie y frota tus talones, en dirección hacia los dedos y nuevamente hacia atrás. Ésto quitará los restos de piel muerta.

  9. Lima suavemente los metatarsos, justo debajo de los dedos, moviendo la lima de forma horizontal, de lado a lado.

  10. Lima la punta de los dedos, justo por encima de las uñas con un movimiento lateral. Mueve la lima suavemente ya que ésta área es más delicada y sensible.

  11. Cubre cada pie con una buena capa de crema para pies. Las cremas pesadas con textura de mantequilla son las mejores para renovar la humedad de la piel seca.

  12. Colócate un par de medias de algodón para bloquear la humedad. Úsalas toda la noche de ser posible.

Más galerías de fotos



Escrito por celeigh o'neil | Traducido por mike tazenda