¿Tomar muchos diuréticos puede hacerte daño?

Las píldoras de agua, conocidas médicamente como diuréticos, tienen muchos usos legítimos, pero pueden causar deshidratación y latidos irregulares si se toman en exceso. Abusar de los diuréticos como método de control de peso no es sólo arriesgado, sino ineficaz, ya que el peso del agua volverá a acumularse cuando dejes de tomar las píldoras. Toma diuréticos exactamente de acuerdo a las indicaciones y nunca tomes diuréticos recetados para otra persona.

Tipos

Diferentes tipos de diuréticos tienen diferentes riesgos si se toman demasiado. Los diuréticos funcionan con diferentes partes del riñón y tienen diferentes propiedades. Los diuréticos ahorradores de potasio, como la espironolactona triamterine conservan el potasio, mientras que los diuréticos de lazo, como la furosemida y los diuréticos tiazídicos como clorotiazida y hydrochlorothizide, causan la pérdida de potasio. Los diuréticos de lazo aumentan la micción. El potasio es un mineral esencial y un electrolito que conduce los impulsos eléctricos a través del corazón, así como hacia el resto del cuerpo.

Acciones

Los diuréticos de asa, el tipo más fuerte de los diuréticos y los diuréticos tiazídicos, que son más débiles, causan la pérdida de sodio. La excreción de sodio elimina agua junto con él. Los diuréticos tiazídicos también dilatan los vasos sanguíneos, lo que disminuye la presión arterial. Los diuréticos ahorradores de potasio son diuréticos débiles utilizados para tratar la presión arterial alta. A menudo se utilizan junto con otros de lazo o tiazidas para evitar la pérdida excesiva de potasio. Tomar sobredosis de diuréticos de lazo y tiazida puede causar no sólo la deshidratación por exceso de orina, sino también niveles bajos de potasio, sodio y otros electrolitos. La sobredosis de estos medicamentos pueden aumentar la glucosa en sangre y los niveles de ácido úrico, así como fotosensibilidad.

Síntomas

Los síntomas de la deshidratación incluyen sed, piel seca, suelta, con los ojos hundidos y la boca seca. Tu orina se puede oscurecer y puedes orinar con poca frecuencia. Puedes sentir la boca seca y es posible que no produzcas lágrimas. Si tus niveles de electrolitos caen, puedes experimentar fatiga, diarrea, náuseas, mareos, debilidad, calambres musculares y un ritmo cardíaco potencialmente mortal irregular. Los altos niveles de ácido úrico pueden aumentar el riesgo de desarrollar gota. La fotosensibilidad puede causar erupciones en la piel, comezón y quemaduras graves de la exposición mínima al sol.

Consideraciones

Las consecuencias de tomar demasiados diuréticos pueden ser mortales. Si la dosis de diurético que estás tomando reduce la presión arterial ni la retención de líquidos, habla con tu médico en lugar de aumentar la dosis por tu cuenta. No tomes diuréticos como una forma de controlar tu peso; los diuréticos no causarán la pérdida de grasa ni provocarán un cambio de peso permanente.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por daniel cardona