Cuándo tomar un descanso de correr

Cuando se trata de avanzar en correr, más no siempre es mejor. Si aumentas la intensidad, la distancia o la dificultad (como con las colinas) demasiado rápido, estarás degradando tu capacidad de correr en lugar de mejorarla: esto se conoce como sobre entrenamiento. La solución es una pregunta difícil para muchos corredores - tomar un descanso. Existen muchos signos de sobre entrenamiento, lo que aumenta el riesgo de lesiones y enfermedades. Vislumbrar este problema a tiempo acortará el periodo de descanso que necesitas para recuperarte.

Fatiga

La fatigas es un señal de que estás sobre entrenando y necesitas un descanso. De hecho, es el síntoma más frecuente de sobre entrenamiento. La fatiga puede inicialmente afectarte mientras corres para después afectarte también en tus momentos de descanso. También puedes sentirse de mal humor o deprimido y tener patrones alterados de sueño .

Rendimiento

Una caída en el rendimiento es un clásico signo de que se está sobre entrenando y es necesario tomar un descanso. Cada vez que corres, creas desgarros microscópicos en tus músculo y mientras descansas, el cuerpo repara; además es de aquí de donde ganas velocidad y fuerza. Si no utilizas suficiente tiempo de recuperación, se crea un déficit de recuperación. Si esto sucede una y otra vez, la función muscular y celular se daña y esto a su vez resulta en un cuerpo más lento y más débil en lugar de un cuerpo más fuerte y más rápido. El sobre entrenamiento también da lugar a efectos neurológicos y psicológicos, que conducen a un deterioro de la capacidad de su cerebro para "reclutar" a los músculos que usas al momento de correr, señala Rob Taylor en su artículo "mejor, no más" publicado en la revista "Running Times" en abril de 2008, donde señala los efectos metodológicos y psicológicos, que conducen a un deterioro de la capacidad del cerebro.

Frecuencia cardiaca

Si tu frecuencia cardíaca en reposo llega a elevarse, puede ser una señal de que has estado entrenando muy duro y necesitas un descanso de correr. Toma tu ritmo cardíaco en reposo como tu primera actividad de la mañana. Esta información es valiosa para determinar si te has recuperado lo suficiente de tu última sesión de entrenamiento. Si tu frecuencia cardíaca es de 10 latidos por minuto más alta de lo normal, es hora de tomar un descanso. La base de esta teoría es que los niveles de catecolaminas se alteran cuando te encuentras en un estado de sobre entrenamiento, y entonces tu cuerpo produce catecolaminas (mensajeros químicos) en respuesta al estrés que afecta el ritmo cardíaco.

Recuperación

Entre más tiempo hayas estado sobre entrenando, más descanso será necesario. Si estás experimentando un caso leve de sobre entrenamiento, sólo tiene que tomarte unos días de descanso. Si tu tienes fatiga crónica y otros síntomas asociados al síndrome de sobre entrenamiento, es posible que necesites seis semanas de descanso. Incluso si estás en el extremo más bajo del espectro, es necesario reducir el nivel de entrenamiento cuando vuelvas a correr. Es buena idea tener una bitácora de entrenamiento y registrar la frecuencia cardíaca en reposo, salud en general, información sobre la sensación de los entrenamientos, el nivel de dolor muscular y qué tan cansado te sientes, para así ayudarte a evitar el sobre entrenamiento o de atraparlo en las primeras etapas, según los expertos de la Universidad de Rice, Texas.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por héctor muñoz