¿Puedo tomar bebidas carbonatadas durante el embarazo?

La bebida carbonatada más común es el refresco, pero beber demasiado durante el embarazo puede ser perjudicial. La mayoría de los obstetras recomiendan limitar la ingesta de sodio para tu salud y la del bebé en desarrollo. Cada embarazo es diferente, por lo que es importante seguir las directrices específicas sobre la ingesta de sodio que tu médico te proporciona.

Cafeína


Una de las razones principales que necesitas para limitar los refrescos carbonatados durante el embarazo es porque contienen cafeína.

Una de las razones principales que necesitas para limitar los refrescos carbonatados durante el embarazo es porque contienen cafeína, que en grandes cantidades se ha relacionado con el aborto involuntario. Limita su consumo al menos a 200 mg por día o menos. Doce oz de Coca-Cola Light contiene 47 mg de cafeína, la misma cantidad de Mountain Dew contiene 54 mg y Vault contiene 71 mg por 12 oz. Elige refrescos que sean libres de cafeína, como 7-Up o Sprite, o puedes beber agua carbonatada o jugo. La cafeína también puede interferir con tu sueño y hacer que tu cuerpo pierda calcio, un nutriente vital para la formación de los huesos y de los dientes del bebé. También hay controversia sobre si el consumo de cafeína puede contribuir a un mayor riesgo de aborto involuntario, dice March of Dimes, por lo que debes eliminar o limitar el consumo de cafeína.

Edulcorantes artificiales


Lee las etiquetas de nutrición para asegurarte de que estás eligiendo las bebidas carbonatadas que contengan ingredientes seguros.

Las pequeñas dosis de ingredientes artificiales durante el embarazo no es probable que causen problemas, no hay muchas investigaciones sobre el consumo en exceso así que lo mejor es atenerse a pequeñas cantidades hasta que nazca tu bebé. Una excepción es la sacarina, que se ha demostrado producir defectos de nacimiento en las pruebas de laboratorio, señala el Dr. Turk Russell en BabyCenter. El aspartamo y sucralosa parecen seguras en pequeñas cantidades. La investigación también está limitada sobre los efectos de colores artificiales durante el embarazo, por lo que limita los alimentos que los contengan por si acaso. Lee las etiquetas de nutrición para asegurarte de que estás eligiendo las bebidas carbonatadas que contengan ingredientes seguros.

Calorías vacías


La soda contiene calorías vacías.

La soda contiene calorías vacías, lo que significa que estás recibiendo nutrición, pero no has dejado de aumentar el consumo de calorías. Las bebidas carbonatadas pueden llenar, pero no vas a obtener las vitaminas y minerales que tu bebé necesita para su crecimiento y desarrollo. Un refresco de vez en cuando no causa daño, pero si reemplazas comidas y bocadillos saludables con él, considera reducir su ingesta. Prueba agua carbonatada combinada con con jugo 100 por ciento de frutas para satisfacer tu antojo a la vez que suministrar a tu bebé los nutrientes que incluyen la vitamina C, hierro y potasio.

Acidez

Las bebidas carbonatadas son una de las causas comunes de la acidez estomacal, por lo que beber durante el embarazo que podrían exacerbar esta condición. Puede observar este particular durante el tercer trimestre. Tomar bebidas carbonatadas que contienen cafeína puede empeorar la acidez estomacal. Si notas una sensación de ardor en el pecho y la garganta poco después de beber soda, reduce el consumo para aliviar tu malestar.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por sofia semo