Tomar agua para la piel arrugada

Tomar agua es una parte importante del mantenimiento de tu salud, pero a medida que envejeces, tu cuerpo pierde su capacidad para retener tanta humedad. Esto puede llevar a la deshidratación, lo que hará que tus arrugas sean más notables. La piel seca es menos capaz de repararse a sí misma y generar nuevas células, lo que puede causar que los signos de envejecimiento empeoren. La hidratación de tu cuerpo por dentro y por fuera puede mejorar el aspecto de las arrugas.

Envejecimiento de la piel

Tu piel sufre muchos cambios a medida que envejeces. Su producción de colágeno disminuye, lo que causa que el cutis pierda su vitalidad y firmeza. Tener menos colágeno resulta en una pérdida de elastina y ácido hialurónico, los cuales ayudan a tu piel a evitar daños y conservar humedad, respectivamente. Los factores ambientales y de estilo de vida, tales como la exposición al sol y el tabaquismo, también comienzan a hacerse sentir a medida que envejeces, y todo esto puede causar la aparición de arrugas y líneas finas.

Efectos de la pérdida de humedad

Cuando la piel pierde humedad, puede volverse agrietada o escamosa y es posible que necesites productos tópicos que te ayuden a tratarla. La piel seca se ve poco saludable y quita la humedad de las células, causándoles la muerte y haciendo tus arrugas más prominentes. El agua ayuda a mantener la salud y el funcionamiento de tu cuerpo y de tu piel, y una adecuada ingesta diaria mantendrá a tus células funcionando correctamente y ayudará a que tu piel se vea más suave y flexible.

Ingesta adecuada de agua

Según la Clínica Mayo, la cantidad de agua que debes consumir cada día depende de múltiples factores, como cuántos años tienes, con qué frecuencia e intensidad realizas ejercicio físico y en dónde vives. Sin embargo, la clínica indica que la mayoría de los médicos recomiendan el consumo de ocho a nueve vasos de agua por día. Puede que necesites más si haces ejercicio o sudas con frecuencia, o si vives en un clima seco o tomas ciertos tipos de medicamentos. Habla con tu médico si no estás seguro acerca de tu ingesta diaria de agua.

Consideraciones

Mientras que beber agua puede mejorar el aspecto de tu piel, debes tomar medidas adicionales que te ayuden a disminuir las arrugas. Aging Skin Net recomienda consumir una dieta balanceada que contenga frutas, verduras, granos enteros y proteínas para mantener la salud de tu piel. La página web también aconseja el uso de protector solar todos los días y evitar la exposición excesiva al sol, lo que puede aumentar el envejecimiento de tu piel.

Advertencias

La Clínica Mayo afirma que a medida que envejeces, tu cuerpo tiene menor capacidad de sentir cuando tienes sed y necesitas agua, y la deshidratación puede llegar a ser una preocupación. Por el contrario, si experimentas sed excesiva y orina frecuente, debes hablar de tus síntomas con un médico, en caso de que tengas una condición médica más seria.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne sheldon | Traducido por maría echenique