¿Todavía existe la peste bubónica?

La peste bubónica es una infección bacteriana que se pasa de los roedores a los humanos a través de la picadura de las pulgas o por contacto directo. Una de las tres formas de la peste, la peste bubónica afecta a las glándulas o ganglios linfáticos. La peste también pueden ocurrir en los pulmones (peste neumónica) o en el torrente sanguíneo (peste septicémica). Las epidemias de peste mataron históricamente millones de personas en todo el mundo, aunque el número de casos notificados a nivel mundial desde mediados del siglo XIX se ha reducido a varios miles al año. Según los Centers for Disease Control and Prevention, un promedio de 7 casos de peste se reportan anualmente en los Estados Unidos.

Peste bubónica

Los síntomas de la peste bubónica como fiebre, escalofríos, pulso acelerado, confusión y baja presión arterial, por lo general aparecen dentro de los 5 días después de la infección. Los signos que delatan la peste bubónica son severamente dolorosos, inflamación de los ganglios o nódulos linfáticos -llamados bubones- que aparecen cerca de la ubicación de la picadura de la pulga. El cuello, las axilas y las ingles son sitios comunes de bubones. Aproximadamente el 95 por ciento de las personas con peste bubónica se recuperan si se tratan rápidamente con antibióticos como la estreptomicina o doxiciclina. Si la enfermedad no se trata, sin embargo, el riesgo de muerte es de un 60 por ciento.

Estados Unidos

Según el CDC, se reportaron 999 casos de peste en los Estados Unidos entre 1900 y 2010. La peste bubónica representó aproximadamente el 80 por ciento de estos casos. Los primeros casos se registraron principalmente en las ciudades portuarias, donde las ratas de los buques internacionales migraron a zonas urbanas con malas condiciones de vida. Desde 1925, sin embargo, casi todos los casos se han limitado a las zonas rurales de California, Arizona, Colorado, Nevada, Oregon y Nuevo México. Desde 1985, se han reportado de 1 a 17 casos de peste cada año en los Estados Unidos.

Casos a nivel mundial

La peste ha matado a millones de personas en Europa, África y Asia desde la primera epidemia registrada en China en 224 AC, según la World Health Organization. Desde la década de los 90, la mayoría de los casos de peste han ocurrido en África, pero la WHO señala que la enfermedad también se considera nativa o endémica en ciertas áreas rurales y agrícolas de Asia y América del Sur. Aproximadamente de 1.000 a 2.000 casos de peste se reportan en todo el mundo cada año, pero las cifras reales pueden ser mayores debido a las dificultades para diagnosticar la plaga en áreas remotas.

Prevención

No existe una vacuna disponible de manera amplia para la peste bubónica, por lo que la prevención depende de limitar la exposición a animales infectados. El CDC aconseja a las personas que viven en los estados del suroeste que controlen los roedores en su propiedad, protejan a sus mascotas de las pulgas y eviten el contacto directo con animales muertos. Los campistas, excursionistas y trabajadores al aire libre deben aplicarse un repelente con DEET en la piel y la ropa para evitar las picaduras de pulgas. Si los síntomas tales como fiebre y ganglios linfáticos adoloridos e inflamados se producen después de una posible exposición a la peste bubónica, busca atención médica inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por mario francia