¿Por qué todavía tengo celulitis si hago ejercicio?

Tu piel consiste en tejidos de varias capas que tienen cordones de conexión que actúan como una red para mantener a tu piel, grasa y músculos conectados entre sí. Cuando la grasa es empujada contra la red del tejido conector, se produce la celulitis. Esta es una ocurrencia común que frecuentemente aparece en los muslos, pechos, la parte inferior del abdomen y en los brazos. Aunque a menudo es asociada con el sobrepeso, incluso las personas delgadas y las que hacen ejercicio pueden tener celulitis frecuentemente.

Factores de riesgo

Las mujeres tienen más probabilidad de tener celulitis que los hombres y un estimado del 80% de mujeres la tienen. Esto se debe a que las mujeres tienden a cargar más peso en las áreas en las que la celulitis es común. La estructura del tejido conector de las mujeres es diferente a la de los hombres y la de estos está mejor equipada para sostener la grasa que en el caso de las mujeres. La genética también es un gran factor; si tus familiares tienen celulitis, es probable que tú también tengas. Un estilo de vida inactivo está asociado con la celulitis, pero también puedes tenerla si haces ejercicio. A medida que envejeces y las fibras elásticas comienzan a volverse menos elásticas, también es más probable que tengas celulitis. Otros factores de riesgo incluyen el estrés y el uso de anticonceptivos hormonales.

El ejercicio como solución

Si tienes celulitis y haces ejercicio, es importante que observes qué tipo de ejercicio realizas. El American Council on Exercise recomienda hacer ejercicio cardiovascular la mayoría de los días de la semana, junto con dos o tres rutinas de entrenamiento de fuerza. Si actualmente sólo haces la parte cardiovascular de esta prescripción, es hora de añadir entrenamiento de fuerza. Esto se debe a que los músculos también se encuentran bajo la piel. Reemplazar la grasa con músculos puede ayudar a que tu cuerpo luzca más tonificado, reduciendo la celulitis. Intenta hacer ejercicios que se enfoquen en las áreas problemáticas, como las sentadillas (squats), las zancadas (lunges), los abdominales (crunches) y las flexiones de bíceps (biceps curls).

Consideraciones

Aunque el ejercicio no es una cura completa para tu celulitis, no hay razón para dejar de hacerlo. Recuerda que te ayuda a mantener un peso saludable y a reducir la grasa. Como el exceso de grasa es un factor que contribuye a la celulitis, no hacer ejercicio puede potencialmente aumentarla. Aunque no existe una forma de clara de evitar esta condición, hacer ejercicio y comer bien son las mejores opciones para evitar que la celulitis se vuelva más pronunciada.

Conceptos erróneos

Si el ejercicio no te está ayudando a lidiar con tu celulitis, puedes usar otros métodos, como los tratamientos con láser o las inyecciones de silicona. Sin embargo, existe un tratamiento que nunca debes usar para reducir la apariencia de la celulitis: la liposucción. Aunque este método puede reducir la grasa en tu cuerpo, no cambia la apariencia de tu tejido conector, lo que hace que sea un remedio costoso y poco efectivo para la celulitis.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por ana maría guevara