Tobillos y rodillas hinchados por correr

Las articulaciones inflamadas en las rodillas y tobillos después de correr pueden ser causados por una serie de temas, lo que significa que el camino hacia la recuperación puede ser diferente para cada uno. En la mayoría de los casos, la acumulación de líquido alrededor del tobillo y la rodilla puede ser la culpable. Antes de llamar al médico, hay algunos diversos tratamientos caseros que puedes probar y métodos de prevención para ayudar a evitar experimentar una recurrencia.

Causas

En algunos casos, la inflamación de los tobillos y las rodillas después de correr puede causar por un esguince o una rotura de ligamentos incurridos durante el ejercicio. En otros casos, la inflamación de una antigua lesión de tobillo o de rodilla puede causar hinchazón después de correr o un edema, es decir, la acumulación de agua alrededor de la articulación.

Efectos

El hinchazón de los tobillos y las rodillas pueden provocar la rigidez de las articulaciones y hacer que sea difícil llevar a cabo ciertas tareas como caminar, o incluso mantenerse de pie, sin dolor. Puedes notar una inflamación de la piel alrededor de las articulaciones, enrojecimiento en la zona, dolor o malestar, y una marcha inestable a medida que intentas correr o caminar. Si experimentas rodillas o tobillos hinchados, otras articulaciones pueden comenzar a fatigarse con mayor rapidez, ya que compensar demasiado el tobillo provocará el mal funcionamiento de las articulaciones de la rodilla.

Tratamiento en casa

Dependiendo de la experiencia del dolor, es posible que no tengas que ir directamente al médico por una rodilla o tobillo hinchado después de correr. Comienza poniendo hielo en el tobillo o rodilla durante 20 minutos a la vez, lo que debería reducir tanto el dolor, como la inflamación asociados con una articulación inflamada. Después de cada sesión de hielo, aplica calor a la zona lesionada durante 20 minutos, lo que debería aumentar la circulación y la tasa de curación. Además, si estás experimentando dolor continuamente, puedes tomar algún medicamento de venta libre o anti-inflamatorios.

Prevención

La prevención para evitar rodillas y tobillos hinchados es hacer un pre calentamiento de 5 a 10 minutos antes de empezar a correr. Estira los músculos isquiotibiales, cuádriceps, las pantorrillas y los tobillos para aumentar el flujo de sangre a los músculos y los ligamentos y disminuir las lesiones incluyendo la hinchazón. Además, cuando termines de correr, estira de nuevo para aumentar el rango de movimiento de las rodillas y los tobillos y reducir el riesgo de lesiones.

Precaución

Si el dolor y la inflamación en las rodillas y los tobillos después de correr no desaparece con las compresas de frío calor y un descanso de tres días, consulta con tu médico. En el caso de que haya un ligamento desgarrado u otra lesión grave, es posible que necesites un tratamiento médico más intenso. Si sientes dolor significativo o encuentras que es imposible soportar el peso sobre la pierna lesionada, consulta a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por rick rockwell | Traducido por mariana nonino