Tirones musculares y minerales

Un esguince, también llamado distensión muscular, puede poner freno a la actividad atlética y a las actividades diarias como caminar si el músculo lastimado está en tus piernas. Un médico puede decirte que descanses y administrarte analgésicos para aliviar el dolor, pero también puedes hacer cambios en tu dieta con el fin de estimular la curación.

Magnesio

Aumenta la ingesta de magnesio para ayudar a sanar a un músculo distendido. Este mineral ayuda a mantener una función muscular normal; 27 por ciento del magnesio en tu cuerpo está en los músculos. Las mujeres adultas requieren de 310 a 320 mg de magnesio diariamente y un hombre adulto requiere de 400 a 420 mg diario. Puedes obtener más magnesio en tu dieta consumiendo alimentos como salvado de avena, arroz integral, muchas nueces, habas, espinacas y plátano.

Hierro

El hierro que comes puede ayudar a reparar un músculo distendido; este mineral influye en el despliegue del oxígeno a los músculos, un proceso vital para el funcionamiento y la salud de los músculos. Trata de incluir 8 mg de hierro en tu dieta cada día si eres hombre o 18 mg diarios si eres mujer. Come alimentos como mariscos, carne roja, pollo y puerco para aumentar tu consumo de hierro. También puedes obtener hierro de judías secas, nueces y granos enteros.

Cobre

Para metabolizar adecuadamente el hierro en tu dieta, necesitas cobre, lo que hace que este mineral sea crítico para ayudarte a sanar un músculo distendido. Tu cuerpo necesita de 890 a 900 mcg de cobre por día para permitir a tu cuerpo usar más plenamente el hierro y la mayoría de la gente obtiene la cantidad de este mineral en los alimentos que come sin tomar medidas especiales. Para asegurarte de que están obteniendo suficiente cobre con tu plan de alimentos, consume ostras, judías, nueces, granos enteros y papas así como frutos secos y vegetales verdes.

Calcio

Los músculos distendidos requieren calcio para repararse. Cuando los músculos se debilitan, como cuando tienes un músculo distendido, el calcio en ellos se agota. Consume de 1.000 a 1.200 mg de calcio por día para ayudar a sanar a tu músculo distendido. Puedes encontrar calcio en alimentos lácteos así como en el tofu, la melaza, almendras, brócoli, col, algas, higos secos y sardinas. El calcio en estos alimentos también mantiene fuertes tus huesos que apoyan al músculo sano.

Más galerías de fotos



Escrito por nicki wolf | Traducido por laura lara