Tipos de quinoa

La quinoa ha recibido la denominación de "súper vegetal" por parte de "United Nations Food and Agriculture Organization" (Organización de Alimentos y Agricultura de Naciones Unidas), debido a su alto contenido nutricional y estado como una proteína completa, ya que contiene los nueve aminoácidos esenciales. Al igual que el amarantos y el trigo, quinoa es un pseudo-cereal. A pesar de que lo puedes preparar tú mismo como lo harías con cualquier otro cereal, es técnicamente la semilla con almidón de una hierba. Las plantas de quinoa están relacionadas con la espinaca, acelga y las plantas de remolacha.

Cultivo

La quinoa se originó hace 5.000 años, en la región de los Andes, lo que hoy se conoce como Perú, Bolivia y Chile. Fue parte de muchas civilizaciones pre-colombianas, incluyendo a los Inca, quienes la denominaban la "semilla madre" debido a sus propiedades nutritivas y su capacidad de resistir a los climas áridos. La quinoa crece bajo una serie de condiciones que son agresivas para los cereales y demás vegetaciones. Crece en altitudes elevadas, sobre tierras áridas y en suelos con altas concentraciones de arena, arcilla y sal.

Variedades de quinoa

Las aproximadamente 120 especies de la planta de quinoa se clasifican en 1.800 diversas variedades, que se dividen en virtud del clima preferido. Los distintos tipos de quinoa crecen entre 6.500 y 12.000 pies (1950 y 3600 mts) por encima del nivel del mar en los valles inter-andinos, 12.500 pies (3750 mts) por encima del nivel del mar en el área que rodea al Lago Titicaca, en las salinas bolivianas, sobre el nivel del mar en las regiones sureñas de Chila y regiones subtropicales de Bolivia. Dependiendo de dónde se plante, las semillas de quinoa varían en color, desde negro a rojo, gris, rosa, amarillo, violeta, verde o naranja, o cualquier tonalidad intermedia.

Quinoa común

En Estados Unidos, hay dos tipos de quinoa generalmente disponibles, la quinoa tradicional, que es de color marfil pálido, y la quinoa Inca roja, que es de color rojo oscuro. La quinoa tradicional es más sabrosa que la variedad rojiza, pero esta última tiene una mayor cantidad de nutrientes. Un cuarto de taza de quinoa tradicional contiene 166 calorías, 3 g de grasas, 30 g de carbohidratos y 5 g de proteínas. La misma cantidad de quinoa roja contiene más proteínas y un porcentaje más elevado de calcio, hierro, fósforo y riboflavina.

Beneficios para la salud

Además de ser rica en proteínas, calcio, magnesio, manganeso, hierro, vitaminas B, vitamina E, cobre, zinc y fibra, la quinoa también es el menos alérgico de todos los "cereales", de acuerdo a "The Encyclopedia of Healing Foods" (Enciclopedia de Alimentos Curativos). No contiene trigo ni gluten, así que es la mejor opción para los celíacos o intolerantes al gluten. Tiene un alto contenido de lisina, lo que hace que sea una proteína completa. Esto, junto con un alto contenido en hierro, hace que la quinoa sea ideal para los vegetarianos estrictos y los vegetarianos. La quinoa también posee bajos niveles de glucosa, lo que significa que no aumenta los niveles de glucosa en sangre y los niveles de insulina.

Consejos para su preparación

La quinoa sin enjugar tiene una capa de saponina, su protección natural contra los insectos, aves y sol. Si no se enjuaga, la saponina hace que la quinoa tenga un gusto agrio. La mayor parte de la quinoa comercializada está pre-lavada, pero, si no estás seguro, es mejor que la coloques en un colador y la enjuagues por completo. Si ves burbujas similares al jabón en el agua, esto quiere decir que no ha sido pre-lavada. Puedes hacer lo mismo que harías con el arroz, cocinando 1 parte de quinoa y 2 partes de líquido durante 15 minutos. La quinoa absorbe el líquido y aumenta el tamaño varias veces. Cuando la quinoa está cocinada, el borde de la semilla se vuelve transparente.

Más galerías de fotos



Escrito por meg campbell | Traducido por florencia prieto