Tipos de pronación

La forma en que el pie golpea el suelo puede tener un impacto significativo en no sólo el dolor y las lesiones del pie, sino también en el dolor en el camino hasta las piernas y la espalda. La pronación se refiere a la forma en que el pie hace contacto con el suelo al caminar y correr. Los diferentes tipos de pronación pueden tener diferentes efectos en los músculos y las articulaciones.

Pronación normal

La pronación normal, también conocida como un impacto del pie neutro, significa que tu pie golpea el suelo en el exterior del talón, seguido por el pie girando hacia el interior 5 grados. Un recorrido adecuado del pie ayuda a distribuir de manera más uniforme el choque al golpear el suelo con todo el pie, lo que reduce el impacto en tus articulaciones, a través de las piernas y hasta la espalda. En la pronación normal, el pie gira hacia adentro en su camino hacia el suelo, y luego otra vez hacia afuera, mientras el pie deja el suelo.

Sobre-pronación

También conocida como supinación, la pronación excesiva se caracteriza por el golpe del talón al suelo sobre su exterior, seguido de un apoyo demasiado hacia adentro de tu pie, lo que aplana el arco. Si tu pie gira hacia adentro más de 5 grados, se considera que tienes los pies sobre-pronados. Los soportes para el arco y otros aparatos ortopédicos para zapatos pueden ayudarte a mantener el pie sin que se mueva demasiado hacia adentro, lo que trae dolores en los pies, tobillos, piernas y espalda.

Falta de pronación

Cuando el talón toca el suelo y el pie gira hacia el exterior, la mayor parte de tu peso y el impacto de la planta se distribuye en la parte exterior de tu pie. Esto se conoce como falta de pronación. Un apoyo hacia dentro de menos del 4% es generalmente un signo de falta de pronación, lo que puede causar más tensión en los dedos más pequeños, ya que hacen la mayor parte del empuje al levantar el pie del suelo. Las personas con falta de pronación por lo general requieren zapatos con más absorción de choque para reducir al mínimo los efectos sobre el pie.

Más galerías de fotos



Escrito por james patterson | Traducido por juan ignacio ceviño