Tipos de máquinas de levantamiento de pesas

Desde principios de la década de 1800, las personas utilizan las máquinas de entrenamiento con pesas para hacer ejercicio. Alan Bradley, autor del libro "Historia ilustrada de la Cultura Física", afirma que las máquinas de entrenamiento con pesas son muy populares entre las clases altas, que pensaban que estaban muy de moda y con estilo. Las máquinas de peso han evolucionado desde entonces, y las máquinas de entrenamiento con pesas de hoy en día caen en uno de un número de tipos básicos.

Máquinas cargadas de placas

Comunes en el fisicoculturismo y los gimnasios de alto rendimiento deportivo, las máquinas de carga de placa son de alta resistencia y diseñadas para replicar estrechamente ejercicios de peso libre. Placas estándar con barra se cargan en barras unidas a brazos de palanca, que pivotan sobre un mismo eje. Estas máquinas suelen tener acciones independientes que permiten a tus miembros trabajar de forma independiente el uno del otro. Popular entre los usuarios a los que les gusta levantar cargas pesadas, las máquinas cargadas de placas ofrecen una alternativa segura a muchos ejercicios tradicionales de peso libre, ya que incluso si el peso se cae, no estás en peligro de ser aplastado por el peso.

Máquinas seleccionadas por pernos

Este es el tipo más común de máquina de pesas. Los pesos se jalan sobre barras de guía por cables conectados a los brazos de palanca y poleas giratorias. Los pesos se ajustan mediante la inserción de un perno de metal por debajo del peso que deseas levantar. Existen muchas variaciones de este tipo de diseño, pero el principio es el mismo en todos ellos. Algunos fabricantes utilizan ruedas de leva de desplazamiento para modificar el peso mientras la palanca de control pasa a través de su rango de movimiento. Tus músculos tienen una "curva de fuerza" distinta, partes de un movimiento del ejercicio en el que eres más fuerte que en otros. Levas externas pretenden repartir la carga uniformemente por todo el movimiento para hacer ejercicios más eficaces. La primera compañía en utilizar esta tecnología fue Nautilus que, entre los años 1960 y 1970, lideraba la vanguardia en el diseño de máquinas de entrenamiento de peso.

Máquinas electromagnéticas

Algunos fabricantes optan por no usar pesas en las máquinas de entrenamiento con pesas. Las máquinas electromagnéticas son controladas por computadora y los imanes proporcionan un efecto de ruptura muy preciso que simula el levantamiento de pesas. La mayoría de las máquinas electromagnéticas no tienen fase excéntrica en sus ejercicios. No alargan tus músculos contra una resistencia, pero solo acortan. Las máquinas están diseñadas de modo que dos ejercicios están integrados en un solo movimiento. Extensiones de la pierna, flexiones de piernas, presión de pecho, remo sentado, presión de hombros, tirar hacia abajo y ondulamiento de bíceps o extensiones de triceps son ejemplos de parejas de ejercicios electromagnéticos. La idea detrás de la eliminación de la fase excéntrica del movimiento es tratar de reducir al mínimo el dolor muscular después del ejercicio y hacer entrenamientos más eficientes del tiempo al reducir a la mitad el número de ejercicios que tienen que ser realizados.

Máquinas hidráulicas

Con tecnología de compresores, las máquinas hidráulicas son ligeras, portátiles y relativamente baratas en comparación con las tradicionales máquinas de entrenamiento con pesas. A menudo se utilizan en los gimnasios de control de peso, donde las máquinas están puestas en un circuito, estas máquinas permiten el ajuste de peso muy rápido y son virtualmente silenciosas en el uso. Las máquinas hidráulicas tienden a ser más fáciles en las articulaciones, la resistencia tiene un ligero "resorte" para que así las articulaciones no se carguen de choques. Los principiantes y aquellas personas intimidadas por las máquinas tradicionales a menudo favorecen este tipo de equipos, ya que nadie sabe la cantidad de peso que está levantando, ya que solo tú puedes ver la pantalla que indica la resistencia que se utiliza.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por hugo bautista