Tipos de lesiones por ejercicios en bicicleta estacionaria

El ciclismo de interior se ha convertido en una clase popular que se encuentra en los clubes y estudios de todo el mundo. También puedes ordenar las bicicletas que se pueden utilizar en casa. El ciclismo de interior ofrece un entrenamiento cardiovascular intenso y puede quemar 400 a 500 calorías en una sesión de 45 a 60 minutos. Es de bajo impacto, y puedes trabajarlo a tu propio nivel y construir una rutina más difícil. Sin embargo, como cualquier actividad, si lo haces de forma incorrecta, con demasiada frecuencia o muy vigorosamente, puedes causar lesiones. Tus rodillas, caderas y espalda son las partes más propensas a recibir lesiones mientras practicas ciclismo de interior.

Lesiones de rodilla

Debido a los movimientos repetitivos de la bicicleta, las lesiones de las rodillas pueden ocurrir en una clase de ciclismo de interior. Esto puede ser causado por el uso excesivo o no fijar el asiento correctamente. Al pedalear, ajusta la altura del asiento para que tengas una ligera flexión de la rodilla cuando el pie y el pedal están en la posición inferior. Además, el asiento debe estar hacia delante lo suficiente para que la rodilla se encuentre sobre el centro del pedal. Configurar y montar la bicicleta en forma inadecuada puede hacer que los tendones y los ligamentos consigan un sobrecargo de tirado o apretado. Una lesión común es la tendinitis rotuliana, que es una inflamación crónica del tendón que conecta la rótula con la tibia.

Lesiones de cadera

El exceso de ciclismo y el uso indebido de las bicicletas también pueden causar problemas en las caderas. El movimiento de avance repetitivo de la bicicleta puede causar que el músculo piriforme se ponga apretado. Esto puede poner presión sobre el nervio ciático. Además, desde que el ciclismo es principalmente un movimiento hacia adelante, los músculos del muslo interior y exterior pueden llegar a estar débiles y desacondicionados, lo que conduce a un desequilibrio muscular. Puedes desarrollar dolor en las nalgas, y se puede irradiar hasta las caderas y las piernas.

Lesiones de espalda

Utilizar una postura incorrecta mientras practicas ciclismo de interiores, tal como inclinarte hacia delante, encorvando los hombros e inclinándote demasiado lejos de un lado a otro, puede causar que los músculos de la espalda se pongan tensos. Los tendones y ligamentos pueden irritarse, y puede haber presión sobre los discos. Además, los músculos de la espalda pueden apretar. Todas las situaciones eventualmente puede conducir a dolor de espalda crónico.

Lesiones en la muñeca

Desde que el ciclismo de interior es un entrenamiento tan intenso, puedes cansarte y puedes tender a apoyarte demasiado en el manillar, que puede tensar las muñecas. Céntrate en dejar que tus piernas y músculos abdominales te sostengan. Mantén las muñecas rectas y evita doblarlas en exceso, lo cual puede ejercer presión sobre los nervios de la muñeca. Coloca el menor peso posible en las muñecas y las manos al conducir. Si las muñecas se dañan, puedes sentir dolor, o puedes experimentar sensaciones de entumecimiento u hormigueo en las muñecas, las manos o los dedos.

Prevención y solución

Las lesiones de ciclismo de interior pueden ser evitadas. Consulta con tu instructor para asegurarte de que estás configurando tu bicicleta correctamente. Estira la pierna y músculos de la espalda después de cada sesión de ciclismo. Además, el entrenamiento cruzado con otras actividades cardiovasculares reduce el riesgo de los problemas de uso excesivo. La adición de ejercicios de entrenamiento de fuerza para las piernas y los músculos base te ayudará a evitar los desequilibrios musculares y será de ayuda para montar correctamente.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por enrique alejandro bolaños flores