Tipos de Disciplina del Niño

La disciplina significa enseñar, y el objetivo de la disciplina infantil es guiar, enseñar y desarrollar el fundamento para la autodisciplina. La disciplina puede ayudar a un niño a hacer lo que es correcto simplemente porque quiere, no porque teme el castigo. Encontrar la mejor manera de disciplinar a un niño puede ser confuso, teniendo en cuenta toda la controversia sobre varios métodos. Independientemente del tipo de disciplina que se utilice, debe centrarse en la enseñanza en lugar del castigo, según los expertos de organizaciones líderes, incluyendo la American Academy of Pediatrics y la Canadian Paediatric Society. Los niños tienen que estudiar el comportamiento y aprender de los errores inofensivos,remarca la Virginia Cooperative Extension, y advierte a los padres que la disciplina y el castigo se dividen en categorías claramente diferentes. El respeto mutuo y el amor son también una parte importante del proceso de disciplina.

Interpretando la disciplina

Los tipos de disciplina incluyen variaciones desde estricto, moderado y tolerante, de acuerdo con la Virginia Cooperative Extension, pero la interpretación de estas etiquetas tiene una amplia gama. Un control estricto para unos padres puede ser permisivo para otros. La Virginia Cooperative Extension define estos estilos: tipo de disciplina sumamente permisivo proporciona algunas reglas, y los niños tienden a quejarse y ser agresivos. La disciplina moderada establece límites para las cosas importantes y crea un ambiente de enseñanza que permite a los niños experimentar gamas de comportamiento para cometer un par de errores en el aprendizaje. Los hogares extremadamente pueden criar niños tímidos que no pueden tomar decisiones importantes o niños rebeldes.

Roles parentales

El fundamento de la disciplina efectiva recae en el respeto del niño de los roles de los padres para establecer y hacer aplicar las normas, según un artículo publicado por la Canadian Paediatric Society en la página web U.S. National Institututes of Health. La Virginia Cooperative Extension dice que una disciplina estrictos hace hogares infelices en donde tanto padres como hijos se sienten incómodos con sus papeles, mientras que las familias con un tipo moderado de disciplina tienen experiencias más felices. Los métodos de disciplina moderados incluyen el alabar a los niños por su buen comportamiento y adultos que modelan el comportamiento que quieren que sus niños utilicen. Los tipos de disciplina que tienen en cuenta la edad del niño y la etapa de desarrollo tienen mejores posibilidades de éxito.

Seleccionando el tipo de disciplina

Los tipos de disciplina incorporan técnicas especiales para hacer frente a la conducta indeseable. Los hogares con una estricta disciplina muchas veces usan las nalgadas como una forma de castigo cuando los niños rompen las reglas. Las técnicas de disciplina moderadas suelen quitarle algo al niño por mal comportamiento o recompensar el buen comportamiento con la libertad de ir a lugares o hacer cosas. No todos los niños responden de la misma manera a la disciplina, y algunos padres se sienten incómodos con algunas técnicas de disciplina, tales como las nalgadas. La Virginia Cooperative Extension recomienda el tipo moderado de disciplina sobre un tipo extremo, pero anima a los padres a mantener registros de sus acciones disciplinarias y del comportamiento de los niños para que puedan ver qué tipo funciona mejor.

Control cooperativo

Las técnicas efectivas de disciplina dan a los padres la autoridad, y también hacen una clara distinción entre castigo y disciplina. Los programas de conducta que se centran sólo en el castigo destacan lo negativo, en lugar de alentar a los niños a comportarse bien y evitar el plan disciplinario. La estricta disciplina destaca el castigo, mientras que los padres permisivos la evitan. Los hogares moderados animan a los niños a que participen en el establecimiento de normas para la disciplina y el castigo mientras el niño crece. The Fred Rogers Company anima a los padres a poner límites y establecer rutinas regulares para enseñar a los niños a respetar los límites, en lugar de centrarse en el castigo.

Más galerías de fotos



Escrito por david b. ryan | Traducido por esteban arenas