Tipos de tejido muscular en el cuerpo humano

Escrito por John Zaremba
Nuestro cuerpo se mueve gracias a los músculos.

Tu cuerpo tiene tres tipos principales de músculos. Saber qué son, reconocer las diferencias, saber en dónde se localizan y saber cómo funcionan es fundamental para ayudarte a mantenerlos en forma.

Músculo cardiaco

El músculo cardiaco es estriado.

El músculo cardiaco se encuentra en las paredes del corazón. Trabaja por su cuenta o involuntariamente; por esto tu corazón late todo el tiempo sin que tengas que pensarlo. El músculo cardiaco es estriado, lo cual quiere decir que está hecho de fibras que contienen bandas claras y oscuras alternadas.

Músculo liso

Las fibras del músculo liso tienen forma de huso y trabajan involuntariamente.

El músculo liso se encuentra en los órganos vitales huecos (como el estómago), con excepción del corazón. Las fibras del músculo liso tienen forma de huso, y al igual que el músculo cardiaco, trabajan involuntariamente. De esta manera el estómago puede transportar los alimentos sin que tu tengas que pensarlo.

Músculo esquelético

El músculo esquelético está unido a lo huesos y ayuda a que te muevas.

Este es el tipo de músculo en el que la gente piensa cuando mencionas la palabra "músculo". El músculo esquelético está unido a lo huesos y ayuda a que te muevas. el músculo esquelético es estriado, igual que el músculo cardiaco. Esto significa que está formado por fibras alternadas claras y obscuras. El músculo esquelético es voluntario, lo que quiere decir que tu cerebro tiene que ordenarle que se mueva.

Cuidados del músculo cardiaco

El músculo cardiaco se puede mantener saludable con ejercicio regular.

El músculo cardiaco se puede mantener saludable con ejercicio aeróbico regular, lo que lo mantiene trabajando a un nivel acelerado pero seguro. Muchos entrenadores y expertos en salud recomiendan un ritmo cardiaco elevado para que el músculo se entrene a un nivel concienzudo y razonable.

Cuidados del músculo liso

El músculo liso trabaja involuntariamente y se contrae para ayudar a los órganos a llevar a cabo sus funciones normales.

El músculo liso trabaja involuntariamente y se contrae para ayudar a los órganos a llevar a cabo sus funciones normales. Requiere poco cuidado o acondicionamiento, pero algunos anticuerpos lo pueden dañar, lo que es un síntoma de enfermedades auto inmunes, como hepatitis, cirrosis y lupus.

Cuidados del músculo esquelético

El entrenamiento constante ayuda a tener una musculatura sana.

Los músculos esqueléticos son voluntarios y requieren uso frecuente para permanecer fuertes y para desarrollarse. El entrenamiento con pesas y la actividad física, conjuntamente con una dieta balanceada rica en proteínas ayudará al desarrollo de éstos músculos.