Tipos de contracción muscular al correr

Los movimientos que se producen durante las actividades como correr se deben a la contracción de los músculos esqueléticos que tiran de los huesos que se mueven en los puntos de pivote flexibles o las articulaciones. Hay varios tipos de contracciones que se producen dentro de los músculos esqueléticos mientras corres, entre ellos se incluyen concéntrica isotónica y contracciones excéntricas isotónicas. Las contracciones se producen también dentro de tus fibras musculares de contracción lenta y de contracción rápida.

Concéntrica y excéntrica

La contracción muscular involucra la interacción de los filamentos microscópicos de la actina y la miosina dentro de cada célula muscular o fibra, en el que las proyecciones en forma de dedos en la comprensión de filamentos de miosina y tiran de cada filamento de actina. Al resultado de esta contracción en el acortamiento del músculo, como en el movimiento de elevación de una flexión de bíceps, se le llama una contracción concéntrica. La contracción que se produce cuando el músculo se alarga bajo estrés, por ejemplo, la reducción del peso en un rizo bíceps, se conoce como una contracción excéntrica.

Isotónica e isométrica

Las contracciones musculares típicas son aquellas que resultan en movimiento, como los movimientos de acortamiento muscular en contracciones concéntricas o alargamiento en contracciones excéntricas. La contracción asociada con tal movimiento se llama contracción isotónica. Imagínate tratando de levantar un objeto fijo, como una barra con 1,000 libras (453 kg) de peso. Tus músculos se contraerían, desarrollarían tensión pero nada se movería y el músculo no se acorta. Este tipo de contracción, tensión sin acortamiento, se llama una contracción isométrica.

Las contracciones concéntricas al correr

Durante el movimiento de correr, la acción de levantar el muslo y la flexión de la rodilla implican contracciones isotónicas concéntricas de los músculos flexores de la cadera y de la rodilla. Mientras estiras tu pierna para empujar fuera de la tierra en el movimiento de impulsarse hacia adelante, la cadera y la rodilla músculos extensores se dedican a las contracciones isotónicas concéntricas

Las contracciones excéntricas al correr

Las contracciones isotónicas excéntricas se producen especialmente durante carreras cuesta abajo. Durante una normal, la extensión de las rodillas o los músculos cuádriceps se contraen para enderezar la pierna. Al correr en bajada, el cuádriceps se contrae excéntricamente como tu rodilla comienza a doblarse después de contactar con el suelo, en un esfuerzo para evitar que tu rodilla se doble demasiado lejos y demasiado rápido. Además, el músculo tibial anterior en la parte frontal de la espinilla también se contrae excéntricamente para controlar el movimiento hacia abajo del pie después de que tu talón golpea la superficie de la rodadura.

Contracción rápida y contracción lenta

Cada uno de los músculos está hecho de una combinación de dos tipos de células musculares, o fibras, conocidas como fibras rápidas y de contracción lenta. Las fibras de contracción rápida son sólo eso, se contraen rápidamente, pero no son capaces de una larga duración. Las fibras de contracción lenta que se contraen, pueden manejar los eventos de resistencia con bastante facilidad. Cuando comienzas a correr a un ritmo relativamente lento, lo haces utilizando predominantemente contracciones de fibras de contracción lenta. Al acelerar tu ritmo, se recluta más de las fibras de contracción rápida.

Más galerías de fotos



Escrito por warren rosenberg | Traducido por daniel badillo