Tipos de caminadoras para caminar vs. caminadoras para trotar

Las caminadoras, o aparatos de ejercicio de banda que te permiten caminar, trotar o correr en el interior, pueden ser los aparatos de gimnasio más populares en los Estados Unidos, de acuerdo con el Fitness Programs & Equipment Survey del 2007 de la IDEA. La máquina en si está diseñada para dar acomodo a caminadores y trotadores, pero diferentes aparatos podrían ser mejores para el trote que otros. Caminar y trotar son ambos ejercicios que pueden jugar un gran papel en una rutina de acondicionamiento y proporcionando muchos beneficios de salud.

Caminar

El caminar es una forma de ejercicio que virtualmente cualquiera puede realizar, de acuerdo con una investigación publicada en 1998; "American Journal of Public Health". Utilizar una caminadora para caminar te proporciona una superficie segura y uniforme que es ligeramente flexible para disminuir el impacto sobre tus articulaciones. Localizadas en un interior, las caminadoras hacen posible el caminar durante el calor extremo, el frío, la lluvia y nieve y cualquier tipo de clima incómodo. Caminar proporciona beneficios de salud incluyendo el manejo del peso, elevación del humor y la reducción del riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes y presión sanguínea alta. Caminar reduce el riesgo de infartos tan bien como el trotar.

Trotar

Mientras que trotar quema calorías más rápido que caminar, lo que lo hace más útil para la pérdida de peso e incrementar la condición aeróbica, el trotar es también más duro con tu cuerpo. Por lo tanto, trotar no se recomienda si tienes un sobre peso de más de 30 libras, si no estás en una buena condición general o si tienes problemas con las rodillas, de acuerdo con Michael Lam, M.D. Trotar sobre una caminadora es mejor para tí si tu ritmo cardíaco se mantiene entre el 70 y 80 por ciento de tu ritmo máximo, proporcionándote con los mismos beneficios de salud como el caminar, pero a un nivel mayor de intensidad.

Caminadoras

Normalmente, entre más alto el costo de una caminadora más firme será en su construcción. Para utilizar una caminadora para trotar o correr, busca una cinta larga, un marco firme y un motor potente. ConsumerSearch.com advierte que las caminadoras que son lo suficientemente rudas para aguantar un entrenamiento de trote costará US$1.000 y más, desde diciembre del 2011. Si pretendes utilizar tu caminadora más que nada para caminar, la construcción firme no es tan vital. Los modelos de presupuesto bajo cuestan tan poco como US$165 y pueden tener cintas sin motor.

Consejos

Ya sea que utilices tu caminadora para caminar o para trotar debes saber cómo funcionan los controles de la máquina antes de que inicies tu entrenamiento. Utiliza zapatos atléticos cerrados al frente, estira tus pierna ligeramente, calienta a un ritmo más bajo por algunos minutos antes de iniciar tu entrenamiento cardiovascular y refréscate después del ejercicio. Una vez que comiences a moverte y estés en equilibrio, suelta los mangos de la caminadora y muévete de manera natural como lo harías si estuvieras caminando o trotando en el exterior. Considera el correr a velocidad de vez en cuando, seguido de periodos de recuperación activa, para un buen compromiso entre el caminar y el trotar, sugiere el experto en pérdida de peso Chris Mohr, PhD, R.D.

Más galerías de fotos



Escrito por allison stevens | Traducido por glen boyd