Tipos de agua para hacer ejercicios para una lesión del LCA en la rodilla

Una LCA, o lesión del ligamento cruzado anterior, es una de las lesiones de rodilla más comunes que se observan. Estas lesiones suelen ocurrir en atletas que participan en deportes de alto impacto como baloncesto, fútbol y fútbol americano. Con frecuencia se requiere cirugía para reparar una lesión del LCA. Como parte del programa de rehabilitación, los ejercicios en el agua se pueden usar para fortalecer y aumentar la flexibilidad en la rodilla. Los ejercicios acuáticos son de bajo impacto y se pueden completar con un mínimo de dolor.

Caminar sobre el agua


A medida que te vuelves más fuerte, camina durante 30 minutos en la piscina.

Caminar en el agua es una forma sencilla de restaurar los patrones normales de senderismo, así como la fuerza en tu pierna después de una lesión en el LCA. Simplemente estar de pie en el agua teniendo desde la cintura hasta el pecho en alto. Camina lo más normalmente posible en un círculo o en todo el ancho de la piscina. Para un componente cardiovascular añadido a este ejercicio, mueve los brazos en el agua mientras caminas. Comienza a caminar durante cinco minutos cada vez. A medida que te vuelves más fuerte, camina durante 30 minutos en la piscina.

Levantamiento de rodilla


Los levantamientos de rodilla pueden ayudar a fortalecer y mejorar tu capacidad de flexionar y extender la rodilla.

Los levantamientos de rodilla pueden ayudar a fortalecer y mejorar tu capacidad de flexionar y extender la rodilla. De pie, con la espalda apoyada en el lado de la piscina, esto puede ayudar a proporcionarte el equilibrio si lo necesitas. Debes estar de pie en el agua con el pecho en alto, la espalda recta y los pies paralelos a los hombros. Dobla la rodilla afectada y lleva tu muslo paralelo a la superficie del agua. Una vez que el muslo quede paralelo a la superficie del agua, endereza lentamente la pierna por completo. Lentamente baja la pierna hasta el suelo y repite. Completa una serie de 10 repeticiones.

Estiramiento de la rodilla al pecho


Un estiramiento de la rodilla al pecho ayuda a fortalecer e incrementar el rango de movimiento de la rodilla después de una lesión del LCA.

Un estiramiento de la rodilla al pecho ayuda a fortalecer e incrementar el rango de movimiento de la rodilla después de una lesión del LCA. Siéntate en un banco en el agua que cae al nivel de tus hombros. Mantén la espalda recta. Tus pies deben estar planos y colocados sobre el fondo de la piscina con las rodillas dobladas. Levanta la pierna afectada y tira de ella hacia el pecho. Coloca tus manos debajo de los muslos y comienza a levantar tu rodilla. Una vez que tu rodilla se levante, envuelve tus manos alrededor de la pierna con el fin de tirar de la pierna cerca de tu pecho. Mantenla esta posición durante tres segundos. Toma la posición inicial y repite. Completa una serie de 10 repeticiones.

Flexión de rodilla


Los ejercicios de flexión de rodilla ayudan a recuperar tu capacidad para enderezar y doblar tu rodilla después de una lesión en el ligamento cruzado anterior.

Los ejercicios de flexión de rodilla ayudan a recuperar tu capacidad para enderezar y doblar tu rodilla después de una lesión en el ligamento cruzado anterior, flexión y extensión. Siéntate en un banco en el agua que cae justo encima de los hombros. Tu espalda debe estar recta. Las rodillas deben estar flexionadas para que tus pies puedan estar apoyados en el suelo. Lentamente levanta la pierna afectada por la flexión de la rodilla. Estira la rodilla hacia afuera hasta que te sientas cómodo. Mantén esta posición durante un conteo de tres segundos. Relájate y repite 10 veces.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por gii urii