El tipo de sangre y la pérdida de peso

Si Peter D. Adamo, un médico naturópata y escritor, está en lo correcto, puedes bajar de peso comiendo alimentos en base a tu tipo de sangre. En su libro “Eat Right for Your Blood Type” Adamo ofrece a las personas de cada tipo de sangre que estén bajo una dieta las listas de alimentos, que según afirma, son las más benéficas para la salud, de acuerdo a “Gale Encyclopedia of Diets: A Guide to Health and Nutrition". Adamo afirma que los grupos sanguíneos se originaron hace miles de años en diferentes áreas del mundo. Con el tiempo los indígenas desarrollan preferencias alimentarias físicas en base a sus ambientes.

Filosofía /Historia

Adamo sugiere que los cuatro tipos de sangre diferentes (A, B, O y AB) contienen anticuerpos distintos, y si los humanos comen alimentos que no coinciden con su tipo de sangre es posible que aumenten de peso y que su salud se vea perjudicada. Ampliando el trabajo de su padre, el Dr. James Adamo, autor de “One Man’s Food -- Is Someone Else’s Poison”, el Dr. Peter Adamo introdujo su teoría de la alimentación adaptada al tipo de sangre.

Principios básicos

Al consumir una dieta estructurada que se adapte a tu tipo de sangre tu salud mejorará, escribe Adamo. Si tu tipo de sangre es O tu ascendencia es la de un cazador y debes comer más proteínas. Para aquellos con el tipo sanguíneo A, cuyos antepasados probablemente eran agricultores, es bueno comer menos carne roja y más verduras. Aquellos con el tipo de sangre B pueden bajar de peso comiendo una dieta alta en productos lácteos, y las personas con el tipo de sangre AB deben comer una combinación de alimentos de los grupos sanguíneos A y B.

Lo que afirma la dieta

Los beneficios de comer alimentos que se ajusten a tu tipo de sangre incluyen la reducción del riesgo de sufrir enfermedades además de la pérdida de peso, afirma Adamo. Las personas que hacen dieta son menos propensas a desarrollar enfermedades cardíacas, diabetes tipo 1, cáncer, desórdenes hepáticos, síndrome de fatiga crónica y anemia, según reporta.

Evidencia

Aunque los testimonios de los seguidores de la dieta aparecen en el sitio web de Adamo, no existe evidencia clínica que apoye la idea de que comer una dieta de acuerdo a tu tipo sanguíneo puede ocasionar la pérdida de peso. El Skeptic’s Dictionary en línea indica que Adamo nunca ha reportado los estudios controlados que se han llevado a cabo.

Preocupaciones

A pesar de las afirmaciones de Adamo de que nunca debes alterar tu dieta si comes alimentos que se ajusten a tu tipo sanguíneo, la "Gale Encyclopedia" indica que las enfermedades, como la presión arterial alta, las enfermedades cardíacas o la diabetes, requieren cambios en la dieta. Además no existe evidencia de que comer grandes cantidades de productos lácteos sea saludable, como Adamo recomienda para un tipo sanguíneo. Consumir una dieta que no incluya alimentos de todos los grupos puede incrementar tu riesgo de desarrollar deficiencias nutricionales. No sigas la dieta del tipo de sangre a menos que estés bajo la supervisión de un doctor.

Más galerías de fotos



Escrito por glenda taylor | Traducido por juliana star