¿Qué tipo de ropa interior es sana para una mujer?

Cuando estés eligiendo tu ropa interior, el estilo no debería ser tu única preocupación. Algunos tipos de ropa interior son simplemente mejores que otros, y ampliamente dependen de las circunstancias en que las estés usando. Al planear a futuro, puedes asegurarte de estar usando la ropa interior que no te dejará en riesgo de complicaciones de salubridad complicadas.

La importancia de la ropa interior

Generalmente, usar ropa interior es mejor que no usarla. Si no tienes ropa interior, puedes quedar expuesta a infecciones, especialmente durante tu período. Cuándo estés usando un tampón, estás especialmente susceptible a permitir el ingreso de bacteria, cuenta Lisa Masterson, una ginecóloga del Hospital Cedars-Sinai a la revista Cosmopolitan. Usar ropa interior provee protección. El truco está en elegir la ropa interior correcta para tus necesidades en tanto el estilo como el material.

La comodidad del algodón

Para uso regular de todos los días, no hay nada como la ropa interior de algodón; este material suave y cómodo es bueno para tu salud e higiene. Gracias a su respirabilidad, poco peso y textura suave, el algodón es ideal para el uso regular e incluso para ejercicio relativamente estacionario, como el yoga. El único momento en que otro material podría ser mejor es cuando estés haciendo ejercicio pesado como correr, lo que te hace sudar; el algodón absorbe la transpiración, lo que lo hace pesado y puede causarte un sarpullido. Los materiales absorbentes hechos de poliéster o nailon alejan la transpiración del cuerpo, manteniéndote fresca y más cómoda además de alejada de sarpullidos.

Evitar ropa interior peligrosa

Algunos tipos de ropa interior no son necesariamente sanos como para que los uses, especialmente en ciertas situaciones. Una de las culpables más notables es la tanga, que elimina la visibilidad de líneas de ropa interior pero puede causar problemas de salud. A causa de su forma única, las tangas facilitan el movimiento de las bacterias del ano a la vagina, lo que puede causar condiciones como infecciones del tracto urinario. Puedes usarlas, por supuesto, pero en ciertas ocasiones, como cuando ejercitas o en un día particularmente cálido, el riesgo de complicaciones es más alto.

Considera la situación

La clave para elegir ropa interior sana es considerar la situación y elegir la opción que mejor te siente. Por ejemplo, cuando estás ejercitando, la ropa interior más sana está hecha de materiales que absorben la humedad y te dan una cobertura total. Si solo estás fuera de casa, el algodón podría ser el mejor material. Algunas veces, la ropa interior más sana es simplemente no usarla; dormir sin ropa interior previene que la humedad se acumule durante la noche, lo que puede causar un sarpullido o una infección.

Más galerías de fotos



Escrito por tom ryan | Traducido por lautaro rubertone