Qué tipo de faldas combinan con botas de equitación

Las botas de equitación son cómodas y deportivas y pueden agregar un inesperado estilo a atuendos ordinarios. Tradicionalmente, las botas a la rodilla, sin tacón y de piel sin cordones se hicieron para montar a caballo pero desde hace un tiempo se han visto por las calles lejos de los establos. Mientras que las botas de equitación se ven naturales con pantalones pegados y mallas dentro de los mismos, intenta utilizarlas con una femenina falda con un giro.

Faldas cortas

Las faldas cortas, así como las de tubo, complementan las líneas estrechas y elegantes de las botas de equitación. Elige un largo que toque la parte superior de la bota o que ligeramente más alta que una que usarías para ir al lugar de trabajo. Las faldas en negro o colores sólidos y blusas casuales con botones negros o cafés son opciones seguras para el día. Las faldas de tubo también favorecen las figuras en forma de pera o con forma ancha en la parte superior, con muy poca definición en la cintura cuando se usan con una blusa o túnica larga. Peplo en una falda de tubo ayuda a crear curvas si tienes una figura esbelta y juvenil. Intenta con un estampado provocador pero intemporal como el de leopardo con una blusa negra de seda y unas botas negras para un conjunto nocturno atrevido pero elegante.

Falda larga

Las faldas largas de línea A, ajustadas en la cadera y que crecen gradualmente hacia la bastilla, favorecen cualquier figura y complementarán tu estilo de calzado de jinete. Úsalas de lana o de piel con blusas ceñidas con botones para una opción de invierno apropiada para la oficina. Las faldas de línea A de algodón o de lino agregan un toque ligero a estas botas utilitarias. Si eres de talle alto o tienes el abdomen abultado elige una falda modesta a la rodilla o ligeramente más larga y una blusa o suéter que llegue a la cadera para dirigir la vista abajo. Si eres de talle bajo o pequeño, una falda con unas cuantas pulgadas (centímetros) arriba de la rodilla con una blusa bonita

Minifaldas

Las botas de estilo de equitación se pueden unir con una minifalda brillante o plisada para darle un estilo deportivo a tu aspecto. Añade un toque juguetón al combinarlo con un blazer ecuestre, una versión moderna de una chaqueta de pirata, o un abrigo tradicional de jinete inglés para un aspecto digno de zanjas de tus pantalones de montar. Usa estas botas de forma extravagante e inesperada con un vestido de verano blanco con lazos de tonos neutrales ceñidos y en la parte de arriba con un cárdigan neutro y una bufanda. Las minifaldas favorecen los talles largos, las figuras pequeñas y las piernas largas; escapa de este estilo si tienes un talle alto o una parte superior pronunciada para evitar un estilo en forma de caja.

Faldas asimétricas

Una falda con dobladillos asimétricos combina con las líneas simples de estas botas de equitación a la rodilla. Para un estilo casual de moda, usa una falda que llegue arriba de la rodilla de un lado y que caiga en tu tobillo por el otro, para mostrar tus botas y enseñar un poco de tu pierna. Mantén la proporción en mente y usa una falda más larga para balancear la amplitud de la blusa o un estilo que sea corto al frente y largo por atrás si eres de talle bajo o menuda. Las botas, junto con el dobladillo inusual, serán lo que resalte, así que mantén el resto de tu atuendo limpio y monocromático con pocos accesorios y de colores neutros como un cinturón simple, un collar o brazalete plateado y una cartera sencilla de piel son todo lo que necesitas.

Más galerías de fotos



Escrito por hilary white | Traducido por eduardo sanchez