¿Qué tipo de energía quema más rápido el cuerpo durante el ejercicio?

Tu cuerpo funciona principalmente mediante tres sistemas de energía. El sistema ATP-PCr está involucrado en la energía aeróbica a corto plazo. El sistema glucolítico produce energía mediante la ruptura de carbohidratos almacenados en tus músculos e hígado. El sistema aeróbico utiliza oxígeno y grasa para producir energía de forma lenta pero duradera. En la mayoría de los ejercicios tu cuerpo utilizará una combinación de estos tres sistemas de energía al mismo tiempo, aunque puede enfatizar en el uso de uno sobre los otros dependiendo de las necesidades de tu cuerpo y del tipo de actividad que estés realizando.

Sistema ATP-PCr

El sistema de energía más simple es el sistema ATP-PCr. ATP significa trifosfato de adenosina, el cual es una forma de energía química de tu cuerpo. PCr significa fosfocreatinina, la cual consiste en un compuesto que se encuentra unido a las moléculas de ATP. Dentro del músculo esquelético, cuando una fibra muscular recibe la señal nerviosa de contraerse, las moléculas de ATP-PCr se separan unas de otras como resultado de una compleja reacción química. Esta separación libera energía que hace que los músculos se contraigan. Este sistema de energía se utiliza principalmente durante ejercicios que duran menos de 10 segundos, como puede ser un salto o una carrera rápida.

Sistema glucolítico

El sistema de energía glucolítica produce ATP mediante la ruptura de carbohidratos y azúcares en tu cuerpo. La glucosa o azúcar se almacena en tu hígado y músculo esquelético. De ser necesario, tus músculos romperán la glucosa mediante el uso de enzimas especializadas y eventualmente convertirán el azúcar en ATP. Después, el ATP es será utilizado en la contracción muscular. Este sistema se utiliza principalmente para actividades que duran menos de dos minutos y que requieren de mucha intensidad. Esto incluye carreras rápidas y otros tipos de ejercicios cortos pero intensos.

Sistema aeróbico

El sistema aeróbico utiliza principalmente grasas para la producción de energía, aunque también puede utilizar carbohidratos y proteínas. Aeróbico significa "con oxígeno", lo que significa que el oxígeno es necesario para el proceso de ruptura de los depósitos de grasa para obtener energía. Las moléculas de grasa serán sacadas de varios almacenes localizados en todo tu cuerpo y convertidas en ATP mediante una compleja reacción química que tiene lugar en tus músculos. El sistema aeróbico produce grandes cantidades de energía de forma continua, y es ideal para actividades de larga duración como carreras largas o viajes en bicicleta.

Usando los tres sistemas de energía al mismo tiempo

A pesar de que cada uno de los tres sistemas de energía trabaja de manera independiente, también pueden ser utilizados al mismo tiempo por tu cuerpo. El sistema de energía que utilizas más en un momento determinado depende de la intensidad y duración del ejercicio que estés realizando. Los tres sistemas de energía serán activados al mismo tiempo al inicio del ejercicio; sin embargo, el reclutamiento de un nuevo sistema de energía ocurrirá cuando el sistema de energía que se esté utilizando en el momento se agote.

Más galerías de fotos



Escrito por joe king, m.s. | Traducido por karly silva