¿Qué tipo de ejercicio reduce los niveles de cortisol?

Tu cuerpo produce cortisol en respuesta a lo que percibe como una amenaza, promoviendo el impulso energético que te permite correr o pelear. Aunque tus ancestros distantes pueden haberse beneficiado de esta respuesta fisiológica, el estilo de vida moderno, que involucra altos niveles de estrés, puede llevar a que haya un exceso de cortisol en tu sistema. El ejercicio regular puede ayudar a reducir tus niveles de cortisol y de estrés.

Cortisol

Junto con la adrenalina, la hormona cortisol altera la forma en que tu cuerpo funciona durante una situación de pelea o huida. La adrenalina acelera tu frecuencia cardíaca e incrementa tu energía, mientras que el cortisol promueve la liberación de glucosa en la sangre, proveyendo una fuente de combustible. El cortisol también suprime tus sistemas digestivo e inmune. La exposición continua a altos niveles de cortisol puede incrementar tu riesgo de desarrollar depresión, obesidad, insomnio, enfermedad coronaria y problemas digestivos. Una falla en reducir tus niveles de cortisol puede también llevar a la obesidad y al empeoramiento de trastornos en la piel.

Ejercicio

Durante el ejercicio, tu cuerpo produce un incremento temporario en los niveles de cortisol, aunque el nivel de esta hormona regresa rápidamente a niveles normales poco después de tu entrenamiento. El ejercicio regular tiende a reducir la cantidad usual de cortisol en tu flujo sanguíneo, llevando a una reducción de los síntomas del estrés. Aunque se requiere de más investigación, "The Internet Journal of Allied Health Sciences and Practice" reporta que el ejercicio aeróbico parece tener el mayor efecto en la reducción de niveles de cortisol.

Ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico sirve para incrementar tu frecuencia cardíaca al usar los grandes grupos musculares para realizar movimientos repetitivos. Esta forma de ejercicio fomenta que tu corazón y pulmones trabajen más duro. Algunas formas comunes de ejercicio aeróbico incluyen caminata vigorosa, ciclismo, patinaje, correr y subir escaleras. De acuerdo con un estudio realizado por la University of Utah School of Medicine, la combinación de la caminata con ejercicios de respiración consciente puede ayudar a bajar aún más tus niveles de cortisol.

Precauciones

Siempre habla con tu médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios, especialmente si antes tenías un estilo de vida sedentario o si tienes un problema médico. Busca ayuda de un profesional si experimentas estrés continuo, y en especial si el ejercicio no alivia este problema. Puede que debas tomar medidas adicionales, como recibir asesoramiento o practicar meditación para reducir tu estrés continuo.

Más galerías de fotos



Escrito por piper li | Traducido por mike tazenda