¿Cuál es mi tipo de cuerpo si aumento y bajo de peso con facilidad?

Uno de las cuestiones más conocidas de los cuerpos mesomórficos es la habilidad de aumentar y bajar de peso con facilidad. Una estructura mesomórfica también responde bien al ejercicio, los deportes y otras actividades físicas, lo que significa que no debes ejercitarte por horas para mantenerte en forma. Si tienes, sin embargo, unos cuantos asuntos que vigilar. También puedes ser una de las tantas personas que tienen una combinación de los tipos de cuerpo, que incluyen algunas características, pero no todas, del tipo mesomórfico.

Estructura

Un mesomorfo generalmente tiene una estructura atlética. Esta estructura tiene un torso largo, un gran área del pecho, huesos y músculos largos y una estructura muscular sólida. La forma de tu cuerpo tiende a ser rectangular, con una cintura no definida. El peso puede subir y bajar rápidamente casi sin esfuerzo de tu parte, de todas maneras, aunque cualquier aumento de peso puede implicar un aumento de grasa a menos que mantengas un nivel de estado físico saludable.

Aumento de la grasa

Cuando aumentas la cantidad de grasa, tiende a aparecer en tu cintura, lo que da como resultado rollitos o una gran barriga. Tu cuerpo rectangular toma forma de manzana, lo que te pone en un gran riesgo de síndrome metabólico. Ésta es una condición marcada por la combinación de altos niveles de insulina, niveles de colesterol anormales y una alta presión sanguínea, que a su vez, te pone en un alto riesgo de diabetes, enfermedades y un paro cardíaco.

Aumento de los músculos

Cuando se trata de un entrenamiento de resistencia, tu aumento de peso puede trasladarse fácilmente en aumento de músculos, aunque debes tener cuidado con la ingesta de calorías para evitar aumentar la grasa. Tu tipo de cuerpo mesomórfico es uno de los más aptos para el ejercicio, con su fuerza innata y los músculos naturalmente largos. Si eres un hombre mesomórfico, puedes disfrutar los músculos voluminosos que obtendrás al levantar peso. Si eres una mujer mesomórfica, puedes evitar adquirir más volumen usando pesos más livianos y más repeticiones. Para ambos géneros, ejercitar todos los principales grupos de músculos con una variedad de ejercicios resultará en un físico más equilibrado.

Pérdida de peso y estado físico

No necesitas hacer un esfuerzo atroz para mantener tu tipo de cuerpo mesomórfico. Generalmente puedes mantener su figura con ejercicios cardiovasculares por cerca de 20 minutos 3 veces por semana. La dieta más saludable es una balanceada que incluya todos los grupos de comidas, especialmente los alimentos con proteínas. Mantener la ingesta de calorías consistente y cuidar los aumentos de grasa también puede ayudar.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por nuria banus