¿Qué tipo de bicicleta de ejercicios es buena para los adultos mayores?

El ejercicio es importante para la gente mayor, pero también puede ser arriesgado realizarlo. Andar en bicicleta es una forma efectiva de ejercicio cardiovascular, pero la posibilidad de caer lo vuelve peligroso para la mayoría de las personas mayores. Un buen ejercicio de bicicleta para los adultos mayores es aquél que se obtiene con la bicicleta estacionaria reclinada. Te proporciona todos los beneficios de salud que obtendrías al montar una bicicleta ordinaria, pero sin ninguno de los riesgos que implica andar en una.

Bicicleta reclinada

Una bicicleta estacionaria reclinada, como su nombre lo indica, te coloca en una posición reclinada que te permite mantener el equilibrio fácilmente. También es fácil mantener el equilibrio en una bicicleta estacionaria común, pero no tanto. La mayoría de las bicicletas estacionarias reclinadas te permite ajustar el nivel de inclinación para obtener la máxima comodidad y estabilidad. Las bicicletas reclinadas también te ofrecen un asiento más grande que es mucho más cómodo que el de cualquier bicicleta de otro tipo y que además te provee de soporte adicional.

Propósito

El propósito de una bicicleta estacionaria reclinada es el de proporcionarte una forma segura de ejercicio cardiovascular que es similar a aquél de andar en una bicicleta común. Las bicicletas reclinadas también pueden ser buenas para reforzar tus piernas sin suponer ningún esfuerzo para tus articulaciones, debido a que el ejercicio que proporcionan es de muy bajo impacto

Características

Las bicicletas reclinadas poseen muchas características basadas en el modelo que compres. Algunas bicicletas reclinadas cuentan con un monitor cardíaco incorporado, ajustes de velocidad y de resistencia, un ajustador para el asiento y un podómetro para calcular tu metraje. Las bicicletas con varias características electrónicas son mucho más costosas que las que ofrecen unas pocas o ninguna.

Precauciones

Virtualmente no existen reglas de seguridad para ejercitarse en una bicicleta estacionaria reclinada. Tus pies están atados a los pedales, así que no hay posibilidad de que se resbalen y se salgan, y el asiento grande y la posición reclinada evitan que pierdas el equilibrio. Sin embargo es importante que no se te pase la mano cuando te ejercites en una. Una bicicleta reclinada te permite pedalear con mucha mayor fuerza de la que podrías en una bicicleta ordinaria, debido a que puedes presionar tu espalda contra el asiento. Generar demasiada fuerza mientras estás en esta posición podría provocar que apliques algo de tensión sobre tus rodillas. Si encuentras que tienes que presionar tu espalda contra el asiento para poder pedalear, entonces significa que debes estar pedaleando con demasiada fuerza o resistencia. Utiliza un monitor de ritmo cardíaco para asegurarte de que no te estás excediendo con el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por jason jensen | Traducido por reyes valdes