¿Qué tipo de alimentos puedo comer durante el tratamiento con warfarina?

Tu médico te ha recetado warfarina, vendido bajo el nombre comercial Coumadin, para ayudar a prevenir la formación de coágulos de sangre. La vitamina K, conocida como la vitamina de la coagulación, reduce la eficacia de este medicamento. No necesitas cortar los alimentos de vitamina K de tu dieta, pero tienes que comer la misma cantidad todos los días para que tu medicamento funcione correctamente. Una dieta adecuada al tomar warfarina debe ser sana y equilibrada e incluir una variedad de alimentos de todos los grupos de alimentos. Habla con tu médico acerca de tus necesidades de vitamina K.

Los granos son bajos en vitamina K


Los granos incluyen alimentos como el pan, cereal, arroz y pasta.

Los granos incluyen alimentos como el pan, cereal, arroz y pasta. Los alimentos integrales son naturalmente bajos en vitamina K y no deben afectar tu dosis de warfarina. Para mejorar la salud, la mayor parte de tus opciones de granos deben ser granos integrales, como el pan de trigo integral y arroz integral. Las personas que tienen más granos enteros en su dieta tienen menores tasas de enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y obesidad.

La mayoría de las carnes están bien


Al igual que los granos, la mayoría de las carnes también son naturalmente bajas en vitamina K.

Al igual que los granos, la mayoría de las carnes también son naturalmente bajas en vitamina K. Sin embargo, el hígado es rico en vitamina K, lo que significa que contiene más de 80 microgramos de vitamina K por porción de 3.5 onzas. Esto incluye la carne e hígado de pollo, así como la pasta de hígado. Eso no significa que no puedes tener el hígado, sólo tienes que ser consciente de la cantidad de vitamina K que consumes y tratar de tener la misma cantidad cada día. Carnes, aves y mariscos contienen sólo pequeñas cantidades de vitamina K, menos de 30 microgramos por porción de 3.5 onzas. Para limitar la ingesta de grasas saturadas, come más carnes magras, pollo y pescado.

Disfruta de lácteos bajos en grasa y sin grasa


Los productos lácteos también son bajos en vitamina K.

Los productos lácteos también son bajos en vitamina K. Los alimentos lácteos bajos en grasa y sin grasa son la opción más saludable. La leche, el yogur y el queso son buenas fuentes de calcio y vitamina D, que apoyan la salud ósea. El potasio en la leche también puede ayudar a disminuir la presión arterial.

Las frutas están bien - excepto los arándanos


Las frutas son una buena fuente de vitaminas A y C, así como potasio, ácido fólico y fibra, pero en general, no son ricos en vitamina K.

Las frutas son una buena fuente de vitaminas A y C, así como potasio, ácido fólico y fibra, pero en general, no son ricos en vitamina K. La cáscara de manzana verde y los aguacates, sin embargo, contiene una cantidad moderada de vitamina K, 30 a 80 microgramos por porción de 3.5 onzas. Aunque los arándanos, incluyendo el jugo y las pastillas, no son una fuente de vitamina K, interactúan con la warfarina, haciendo que se quede en tu cuerpo por más tiempo, lo que puede aumentar las hematomas. Si te gustan los arándanos, habla con tu médico acerca de cómo puedes encajarlos en tu dieta.

Con verduras, la consistencia cuenta


Las verduras son la principal fuente de vitamina K en la dieta.

Las verduras son la principal fuente de vitamina K en la dieta. Como el hígado, no necesitas eliminar estos alimentos de tu dieta, simplemente come la misma cantidad de vitamina K cada día. Los vegetales ricos en vitamina K incluyen la col verde, espinacas, coles de Bruselas, brócoli, col, col rizada y jugo de verduras. Las verduras con vitamina K moderada son los espárragos, los guisantes y la col roja. Las verduras con bajas cantidades de vitamina K incluyen calabaza, maíz, ejote, coliflor, pimientos verdes, pepinos y patatas.

Los frutos secos, semillas y frijoles están bien


Los frutos secos y semillas son una fuente de grasa saludable y algunos contienen cantidades moderadas de vitamina K.

Los frutos secos y semillas son una fuente de grasa saludable y algunos contienen cantidades moderadas de vitamina K, como anacardos, semillas de girasol, pistachos y piñones. Las nueces y semillas de lino contienen bajas cantidades de vitamina K y son también una buena fuente de los esenciales ácidos grasos omega-3. La mayoría de los frijoles, como garbanzos, frijoles negros y habichuelas, son bajos en vitamina K, con la excepción de la soja, que contienen cantidades moderadas.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por gonzalo cerda