¿Qué tipo de actividad es correr?

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda realizar 150 minutos de ejercicio cardiovascular de intensidad moderada o 75 minutos de intensidad vigorosa a la semana, junto con, al menos, dos sesiones de entrenamiento de fuerza de todo el cuerpo cada semana para mantenerse saludable. Correr ayuda a cumplir con estos objetivos, ya que es una actividad cardio física intensa, lo que significa que mueve los músculos grandes del cuerpo continuamente durante un periodo de tiempo sostenido. La actividad aeróbica es fundamental porque, si se hace con regularidad, mejora el funcionamiento de tu corazón y tus pulmones.

Los beneficios del ejercicio aeróbico

El ejercicio cardiovascular, como correr, también se conoce como actividad de resistencia o aeróbico. Correr reduce tu riesgo de desarrollar presión arterial alta, colesterol alto y diabetes tipo 2. Correr es una manera eficiente de quemar calorías, lo cual es clave para controlar el peso. Una persona de 155 libras quema 409 calorías en 30 minutos de carrera a un ritmo de 9 minutos por milla. El CDC informa que las personas físicamente activas tienen un riesgo menor de cáncer de colon, y las mujeres físicamente activas tienen un riesgo menor de cáncer de mama en comparación con las personas que llevan una vida sedentaria. Correr regularmente puede mejorar tu estado de ánimo, tus habilidades cognitivas y de la calidad de tu sueño. El ejercicio cardiovascular regular, también se relaciona con una mayor longevidad.

Medir el nivel de intensidad

Sabes que correr es una actividad física intensa, porque respiras fuertemente y ​​tu corazón late más rápido. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre dice que correr debe hacerte sentir que estás trabajando a un nivel de esfuerzo percibido de un 7 o un 8 en una escala de 0 a 10, siendo 10 tu máximo esfuerzo. Durante una corrida vigorosa, puedes ser capaz de decir algunas palabras, pero no puedes llevar a cabo una conversación.

Alternativas

Correr es la actividad cardio de cabecera, pero no es para todo el mundo. Algunas personas pueden encontrarla monótona, mientras que otros tienen problemas en las articulaciones que hacen que sea doloroso. Los métodos alternativos de una actividad física cardio intensa son el ciclismo a un ritmo más rápido de 10 mph, caminatas intensas, natación, clases de aeróbicos, saltar la cuerda o caminar cuesta arriba. Si no estás listo para hacer ejercicio vigoroso, realiza caminatas ligeras o ejercicios aeróbicos acuáticos, cumpliendo con los 150 minutos recomendados por semana. Conseguirás muchos de los mismos beneficios para la salud.

Consideraciones

Incluso si te gusta correr y disfrutar de los beneficios para tu salud, te haría bien realizar el entrenamiento cruzado. El movimiento repetitivo todos los días puede conducir a lesiones y desequilibrios musculares. Usa la piscina o toma una clase de ciclismo, una vez o dos veces a la semana para variar el entrenamiento cardio. Recuerda la otra parte de las recomendaciones de ejercicio de los CDC para la buena salud. El entrenamiento de fuerza, junto con salir a correr, te ayudará a mantener la masa muscular y mejorar la función diaria. Puedes convertirte en un mejor corredor, también.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por sofia loffreda