Qué tipo de actividad es buena para un niño con ansiedad social

Los niños que sufren de ansiedad social tienen un miedo intenso y persistente de interactuar con otros en situaciones sociales. Instintivamente tratan de evitar el estrés causado por las interacciones sociales, pero esto puede llevar a problemas en la escuela y a promover una disminución global de su salud emocional. Los padres de los niños que sufren de ansiedad social pueden ayudar animando a los niños a buscar oportunidades para hacer frente a sus miedos en un ambiente no amenazante.

Organizar una fiesta

En el sitio web de Child Anxiety, Donna Pincus, una profesora asociada en la Universidad de Boston, sugiere organizar una fiesta u otro encuentro para ayudar a un niño a superar la ansiedad social. La planificación de una comida al aire libre en el vecindario o una pequeña cita para jugar con amigos de la escuela le permitirá a tu hijo practicar la gestión de la ansiedad social en un ambiente familiar. Como padre de familia, aprovecha esta oportunidad para guiar a tu hijo a través de las interacciones sociales simples y permite que te observe al navegar en un entorno social.

Tutoría

La tutoría es una buena actividad para un niño con ansiedad social, ya que proporciona la oportunidad de practicar las habilidades sociales en un entorno de uno a uno. De acuerdo con el sitio web de Anxiety BC, la práctica de habilidades sociales como el contacto visual, mirar a la gente cuando habla con ellos, hablar a un volumen apropiado y mantener una conversación, puede ayudar a los niños que sufren de ansiedad social a manejar su condición. Dependiendo de las fortalezas académicas de tu hijo, podría instruir a un compañero o prestar asistencia a un niño un poco más joven.

Unirse a un club

El Dr. Joseph Gonzalez-Heydrich, jefe del programa de psicofarmacología infantil del Hospital de Boston, reporta que el 50 por ciento de los niños con trastornos de ansiedad social no participan en actividades extracurriculares. Gonzalez-Heydrich indica que unirse a un club en el que pueda conocer gente con intereses similares ayudará al niño a atenuar los síntomas de la ansiedad social. Los niños que se ponen ansiosos cuando se les pide actuar frente a una multitud podrían preferir actividades en pequeños grupos, como un club de ajedrez, club de matemáticas, club de la historia o un club de servicio a la comunidad en lugar de deportes o el teatro.

Tomar una clase de yoga

Tomar cualquier tipo de clase ayuda a los niños a ampliar su círculo social, pero una clase de yoga ofrece beneficios adicionales. Social Work Today informa que el yoga es beneficioso para los niños que sufren de ansiedad y de otros trastornos del estado de ánimo. Las posturas de yoga ayudan a calmar el ritmo cardíaco de un niño, lo cual proporciona una señal al cerebro para activar la respuesta del sistema nervioso parasimpático. Esto reduce el estrés y la tensión, mientras hace que enfocarse sea más fácil para el niño. Las poses que un niño aprende en la clase de yoga también pueden ser usadas en casa como un auto-calmante cuando se enfrente a una circunstancia que le provoque ansiedad.

Más galerías de fotos



Escrito por dana hinders | Traducido por enrique pereira vivas