Típica dieta mexicana

El maíz y los frijoles, los ingredientes más comunes en la cocina mexicana, son relativamente baratos y se pueden comprar en grandes cantidades. La mayor parte de la comida típica de México no incluye los burritos, tacos y nachos con un montón de ingredientes, como la mayoría de los estadounidenses están acostumbrados. La auténtica cocina mexicana incluye muchos chiles, guisos y tacos simples.

Historia


Variedad de frijoles secos.

Históricamente, la comida mexicana ha sido principalmente una mezcla de todo lo que podía ser fácilmente encontrado en el área local. Cuando los conquistadores españoles llegaron a principios del siglo XVI, trajeron alimentos como carne de cerdo, arroz, pollo, vino, ajo y cebolla. Los arqueólogos han encontrado evidencia importante de que la proteína de animales jugó un papel importante en la dieta de los mexicanos durante la civilización azteca, y su fuente de proteínas provenía de los frijoles.

Características


Tortillas de maíz.

La comida mexicana basada en la tortilla, como los tacos y burritos son por lo general mucho más simple que sus homólogos estadounidenses, y los tamaños de las porciones son tradicionalmente mucho más pequeños también. Muchos de los platos contienen algún tipo de maíz como plato principal o guarnición. Los cocineros mexicanos, por lo general, tienen sus propios ingredientes especiales que utilizan en su restaurante, y con frecuencia no utilizan alimentos comunes como el queso cheddar, confiando en cambio en los quesos mexicanos más tradicionales como chihuahua, asadero y cotija.

Tipos


Tacos de pescados.

Las comidas típicas mexicanas varían dependiendo de la región. Un ejemplo de una comida popular es arroz con pollo frito. Los tacos se sirven típicamente con pescado como la proteína principal y, por lo general, están cubiertos o acompañados con chile. El maíz y el arroz cocidos son también muy comunes. Los alimentos se sirven generalmente en una hoja de plátano para aumentar el valor de presentación.

Nutrición


Chips de tortilla y salsa.

La combinación adecuada de granos de arroz, y tortillas proporciona una buena cantidad de aminoácidos para fabricar proteína en el cuerpo. Los frijoles son una buena fuente de fibra, vitaminas del complejo B y magnesio. Los chiles y salsas también pueden ser una buena fuente de vitamina C y antioxidantes.

Teorías y especulación


Sopa de frijoles.

Algunas investigaciones sugieren que una dieta nativa mexicana puede reducir el riesgo de cáncer de mama. Los estudios citados por Dole encontraron que las mujeres que viven en México, así como cerca de la frontera mexicana en Estados Unidos, tienen un riesgo 32% menor de contraer cáncer de mama. Los investigadores especulan que la causa de este importante beneficio son los frijoles, básicos en la dieta mexicana, que proporcionan antioxidantes y fibra. Las investigaciones realizadas por el USDA muestra que las mujeres con dietas ricas en fibra tienen un menor riesgo de contraer cáncer de mama.

Más galerías de fotos



Escrito por ted gulezian | Traducido por sofia loffreda