La típica dieta estadounidense

El plato típico estadounidense está lleno de granos refinados, alimentos con azúcar agregada y grasas, carne y aves. Aunque la falta de ejercicio cumple un papel importante, la epidemia de obesidad creciente en los Estados Unidos tiene mucho que ver con lo que los estadounidenses comen. La dieta no sólo afecta el peso, sino que también aumenta el riesgo de enfermedades crónicas como cardiopatías y diabetes tipo 2. Conocer lo que compone una típica dieta estadounidense puede ayudar a conducirte en la dirección de hacer elecciones más saludables.

Dulces y soda

Dos de las cinco principales fuentes de calorías en la dieta estadounidense son los dulces en el número 1 y la soda en el número 4. Los dulces incluyen alimentos como pasteles, galletas, tartas y hojaldre. Tanto los dulces como la soda aportan calorías pero no ofrecen ningún valor nutricional. Disminuir el consumo de estos alimentos pueden ayudarte a disminuir el consumo calórico, lo que puede ayudarte a mantener un peso más saludable.

Comidas preparadas

Cuando se trata de opciones de alimentos, la conveniencia cumple un papel principal. Las comidas preparadas incluye las que se comen fuera y los alimentos comprados en el supermercado que ayudan a que preparar la comida en casa sea más fácil. Estos alimentos tienden a ser ricos en grasas saturadas, sodio y azúcar agregada, y tienen muy poco valor nutricional. Según el Center for Science in the Public Interest, a medida que los estadounidenses comenzaron a comer más fuera de casa, su consumo de calorías aumentó, junto con sus cinturas.

Carne y aves

Cuando se trata de consumo de carne en todo el mundo, los estadounidenses son segundos luego de Luxemburgo, que tiene un promedio de 270 libras por persona al año, según un informe de NPR. Aunque el consumo de aves está en aumento, aún no es tanto como el de la carne, con el estadounidense promedio consumiendo de 99 a 100 libras al año, según al National Chicken Council. Tanto la carne como las aves son la principal fuente de grasas saturadas en la dieta estadounidense. Los altos consumos de grasas saturadas aumenta los niveles de colesterol en la sangre y el riesgo de enfermedad cardíaca.

Lo que deberías comer

El U.S. Department of Agriculture ha creado un gráfico llamado MyPlate para guiarte hacia una alimentación más saludable. MyPlate te estimula a hacer el consumo de frutas y vegetales el centro de tus comidas, llenando la mitad de tu plato, mientras que los cereales, preferentemente integrales, llenan un cuarto y la proteínas magras, incluyendo frutos de mar y frijoles, formando el último cuarto. Una dieta que incluya más frutas, vegetales, cereales integrales y varias fuentes de proteínas magras pueden ayudarte a obtener un peso más saludable y disminuye tu riesgo de enfermedades crónicas.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por maria eugenia gonzalez