Cómo saber si tienes calambres en las pantorrillas

Los calambres en las pantorrillas son una lesión común en la parte inferior de las piernas, que todo atleta, experimentado o principiante, puede desarrollar en algún momento. Aunque los corredores son más propensos a desarrollar esta condición, cualquiera que haga movimientos repetitivos con la parte inferior de sus piernas puede desarrollarlo. Saber cómo determinar si tienes un calambre en las pantorrillas, puede ayudarte a tratar la lesión correctamente y así poder seguir realizando las actividades que tanto disfrutas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Bolsa de hielo

Instrucciones

    Determinando si tienes un calambre en la pantorrilla

  1. Determina el tipo de dolor que sientes en la pierna. El dolor por los calambres en las pantorrillas puede ser sordo o punzante y agudo. Puede ocurrir en una o ambas piernas y el dolor puede abarcar toda tu pantorrilla. Los calambres en la tibia media pueden causar dolor en el borde interior de la tibia, donde se encuentra con los músculos de la pantorrilla. Los calambres en la región anterior se sienten la parte exterior frontal de la pantorrilla y el dolor puede llegar al tobillo y al pie.

  2. Presta atención al dolor mientras te ejercitas. El dolor por calambres en las rodillas comenzará a desarrollarse mientras te ejercitas. Si no sientes dolor en las pantorrillas al iniciar el ejercicio, pero aparece conforme continúas trabajando, quizás tengas calambres en las pantorrillas. El dolor puede continuar al día siguiente del entrenamiento.

  3. Toca tus pantorrillas para ubicar el dolor. El dolor específico en un punto del hueso de la tibia puede señalar una fractura por estrés. El dolor puede sentirse cuando presionas la tibia y cuando estás de pie. Si sospechas que tienes una fractura por estrés, debes consultar con un médico para que lo confirme. Las fracturas por estrés recientes, de menos de 2 o 3 semanas, no suelen aparecer en los rayoz X y se requiere un escaneo de huesos o MRI para confirmar el diagnóstico.

Consejos y advertencias

  • Si tienes calambres en las pantorrillas, alivia el dolor colocando hielo sobre el área varias veces al día, hasta que el dolor desparezca. Reduce el ejercicio o descansa hasta que ya no sientas dolor durante al menos dos semanas. Estirar tus pantorrillas antes y después de ejercitarte también puede aliviar el dolor. Si estas técnicas no reducen el dolor por los calambres en las pantorrillas, habla con tu médico sobre otras formas de tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer gill | Traducido por eduardo moguel