La auditoría del cuerpo: Pruebas médicas que las mujeres de 50 años deben realizarse

Los 50 pueden ser los nuevos 40.

Los 50 pueden ser los nuevos 40; ¿quién hubiera pensado hace medio siglo que pudiera parecerse a Julianne Moore, Sharon Stone o Iman? Y gracias a una mayor conciencia acerca de la nutrición y el ejercicio muchas mujeres están cuidando de sí mismas y permanecen vibrantes a lo largo de esta década. Pero después de la menopausia, las mujeres pierden parte de la protección que el estrógeno ofreció durante los años fértiles, lo cual aumenta el riesgo de los problemas de salud como la osteoporosis y las enfermedades del corazón. Si estás entre aquellas que creen que el cáncer de mama es el más grande enemigo de la mujer, es el momento de revisar tu manera de pensar. Go Red for Women, una iniciativa de la salud del corazón en la Asociación Estadounidense del Corazón, señala que más mujeres mueren de enfermedades cardiovasculares que la combinación de las próximas cuatro causas de muerte, incluyendo el cáncer. Los exámenes físicos anuales deben ser de rutina e incorporar los controles de presión arterial y la prueba del colesterol cada tres años. Mantener tu peso bajo control es especialmente importante: La disminución de los niveles de estrógeno también pueden causar la acumulación de grasa para cambiar desde la cadera hasta la cintura y el aumento de grasa abdominal aumenta tu riesgo de padecer diabetes y enfermedades del corazón. Los exámenes de salud además de conocer tu historia familiar, te ayudará a entender tu riesgo individual, dice el Dr. Nieca Goldberg, director del Programa del Corazón de la Mujer en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York.

Colonoscopia

Haz como Katie Couric y alegremente reserva tu primera colonoscopia inmediatamente después de tu 50 cumpleaños. "No importa cuál sea tu historia familiar, se recomienda que a la edad de 50 años se realice una primera proyección," dice el Dr. Dana Simpler, un médico de atención primaria en el Mercy Medical Center en Baltimore. Si no se encuentran pólipos, se debe repetir la prueba cada 10 años". Pero si tu médico encuentra pólipos clasificados como adenomas, los cuales tienen potencial cancerígeno, es necesario repetir las colonoscopias cada tres años".

Revisión de la salud del corazón

Un examen a fondo a principios de esta década debe incluir la detección de tu riesgo general de enfermedad cardiaca. En primer lugar, se debe realizar una mirada a la circunferencia de la cintura. Cuanto más grande te vuelvas en torno a la media, mayor es el riesgo del síndrome metabólico, como la diabetes y las enfermedades del corazón. Una circunferencia de más de 35 pulgadas (88,9 cm) es motivo de preocupación.

Podrías pensar en pedir un análisis de sangre llamado prueba de proteína C-reactiva que la Asociación Estadounidense del Corazón recomienda para evaluar el riesgo de las enfermedades del corazón en silencio. Un electrocardiograma, dice Goldberg, es inteligente para cualquier mujer mayor de 50 años de edad, incluso en ausencia de síntomas.

Si tienes antecedentes familiares de enfermedades del corazón, "o si tienes síntomas como dolor de pecho, falta de aliento, palpitaciones, o si has sido diagnosticada en el pasado con un soplo en el corazón", dice Goldberg, querrás programar un ecocardiograma, un ultrasonido no invasivo del corazón.

Prueba de densidad ósea

El Grupo Especial de Servicios Preventivos de los EE.UU. ha ajustado sus recomendaciones para las pruebas de densidad ósea, diciendo que la detección de rutina debe comenzar a los 65 años, mientras que las mujeres más jóvenes deben ser examinadas sólo si están en riesgo de sufrir fracturas. El mismo consejo viene de los lineamientos de la Fundación Nacional de Osteoporosis. Dicho esto, "la mayoría de las mujeres de hoy han estado recibiendo detecciones desde antes", señala la Dra. Sharon Brangman, profesora de medicina de la Upstate Medical College de la Universidad Estatal de Nueva York y ex presidente de la Sociedad Americana de Geriatría.

Piensa acerca de obtener una revisión de tu densidad ósea si eres o eras un fumador, si te recetaron esteroides tales como medicamentos para el asma, si eres muy delgado, existe un riesgo añadido por ser delgado y asiático, si tienes un fuerte historial familiar de osteoporosis o si has perdido altura en el último año.

Actualización de vacunas

Para los baby boomers: Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades ha emitido una recomendación de que todos los nacidos entre 1945 y 1965 se hagan la prueba de la hepatitis C. La organización señala que el 75 por ciento de los adultos con el virus nacieron durante esos años. Aunque las razones no se conocen con exactitud, lo que se sabe con certeza es que la detección y el tratamiento temprano salvarán vidas. Antes se pensaba que sólo las personas con ciertos factores de riesgo se debían hacer la prueba, pero teniendo en cuenta que muchas personas son portadores silentes y considerando que la hepatitits C puede conducir a enfermedades mortales como la cirrosis hepática y el cáncer hepático, la investigación parece inteligente.

Comprueba la vacuna de refuerzo contra el tétanos también; debes recibir esta vacuna una vez cada 10 años.

Foto: Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por denise schipani
Traducido por enrique pereira vivas