¿Qué es una terapia de relajación?

La terapia de relajación es un método terapéutico que enseña las habilidades de diferentes técnicas de relajación que disminuyen el estrés y la ansiedad de las personas en diferentes estados mentales. Se emplea en los ajustes terapéuticos incorporados en la vida diaria de un individuo. De acuerdo con Mayo Clinic, uno de los grandes beneficios de la terapia de relajación es el bajo riesgo de consecuencias negativas.

¿Por qué utilizar técnicas de relajación?

El estrés, algo que todo el mundo experimenta, puede provocar fatiga tanto física como mental sobre el cuerpo. Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo está sobrecargado, trabajando y en alerta constantemente. Por lo tanto, cuando las personas tienen la capacidad de emplear técnicas de relajación, son capaces de llevar su cuerpo a un estado de reposo tranquilo donde pueda restaurarse. Help Guide señala que "la respuesta de la relajación trae equilibrio a tu sistema: al hacer la respiración más profunda, se reducen las hormonas del estrés, disminuyen el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, y se relajan los músculos".

¿Cómo se utiliza?

La terapia de relajación es utilizada por los profesionales de la salud mental, como los trabajadores sociales, consejeros y psicoterapeutas, para ayudar a sus pacientes a lidiar con el estrés y la ansiedad. La relajación se enseña para aumentar la capacidad del individuo para hacer frente a los problemas fuera de la sesión terapéutica. La disminución de la tensión y el retorno a un estado de calma permiten que la gente se reoriente y consiga más cosas durante el día.

Técnicas

Pueden ser aprendidos varios tipos de técnicas de relajación, pero la base de todas ellas es el retorno a un estado de calma mental. Es importante recordar la conveniencia de elegir la técnica que sea más adecuada para el individuo. La Clínica Mayo informa de las siguientes técnicas de relajación: en primer lugar, la visualización, la cual es una técnica en la que las personas emplean el uso de todos sus sentidos con el fin de dirigirse a sí mismos por un viaje mental guiado y lleno de imágenes calmantes. Una segunda técnica es la relajación muscular progresiva. El individuo se centra en grupos específicos de músculos, tensando y relajándolos progresivamente. Una tercera técnica es la relajación autogenerada. La atención se centra en un mantra y la conciencia del cuerpo del individuo. Otras técnicas generales incluyen la meditación, el yoga, el ejercicio, el masaje y la hipnosis, entre otros.

Problemas

Aunque la terapia de relajación suele ser una técnica de bajo riesgo, tiene sus problemas. La relajación para algunos puede convertirse en una causa de estrés en sí misma o puede desencadenar el recuerdo de un trauma anterior. Según la Clínica Mayo, algunas personas se estresan por su incapacidad de cumplir con las metas de relajación. Para estas personas, la terapia de relajación debe ser suprimida y sustituida por otras técnicas terapéuticas más adecuadas. Además, algunas personas pueden tratar de utilizar las técnicas de relajación por su cuenta y sin la supervisión de un profesional capacitado, por lo que deben ser evitados problemas más graves de salud mental.

Conclusión

La terapia de relajación es una técnica valiosa usada para tratar diversas situaciones de estrés y ansiedad. Además, es un conjunto de habilidades de bajo riesgo que se puede utilizar fuera de los entornos terapéuticos para ayudar a las personas a superar situaciones de estrés y volver a un estado relajado consciente por sí mismas.

Más galerías de fotos



Escrito por alia butler | Traducido por tere colín