La tensión muscular y la hidratación

La tensión muscular es un problema común entre los adultos, tanto para los que hacen ejercicio regularmente como los que no lo hacen. Una hidratación adecuada puede ayudar a prevenir la tensión muscular y es esencial para el adecuado funcionamiento corporal. Dependiendo de la causa de la tensión muscular, hay varias maneras de prevenir o disminuir su gravedad. Si los síntomas persisten o son graves, sin embargo, consulta a un médico para una evaluación.

Las causas de la tensión muscular

La inactividad prolongada puede causar algunos músculos se contraigan y restringen ciertos movimientos. Por ejemplo, las personas que trabajan en un escritorio y están sentadas todo el día pueden desarrollar desequilibrios musculares que ocasionen tensión muscular, de acuerdo con el American Council on Exercise. Durante el ejercicio, los músculos pueden contraer debido a los calambres. Los calambres pueden ser muy dolorosos y son el resultado de factores tales como la deshidratación, la fatiga muscular, niveles bajos de potasio y bajo nivel en sodio. Los músculos también se contraen después de un entrenamiento. Esto generalmente se describe como dolor muscular de aparición tardía. La tensión y el dolor que se sienten después del ejercicio es el resultado de pequeños desgarres dentro del músculo.

Beneficios de la hidratación

Mantener el cuerpo hidratado es importante no sólo para los músculos, sino que es esencial para tus órganos vitales. Aproximadamente el 60 por ciento del peso de tu cuerpo es agua, de acuerdo con MayoClinic.com. Mantenerte hidratado te ayuda a eliminar las toxinas, llevar los nutrientes a las células del cuerpo y proporcionar un ambiente húmedo y equilibrado a los tejidos de la nariz, garganta y oído. La deshidratación puede ocurrir cuando una persona no tiene suficiente agua en su cuerpo como para llevar a cabo las funciones normales.

Prevención de músculos tensos

Muchos factores más allá de la hidratación pueden prevenir los músculos tensos. Iniciar o continuar un programa de ejercicios puede ayudar con el dolor muscular que se produce a causa de largos períodos de inactividad. Realizar ejercicios adecuados con intensidad es esencial para tu nivel de condición física, junto con estiramientos estáticos después del período de enfriamiento de tu rutina. (Sin embargo, siempre consulta a un médico antes de comenzar cualquier régimen de ejercicios.) El American Council on Exercise recomienda estiramientos estáticos como remedio para la tensión muscular. Además, alimentar tu cuerpo con una buena nutrición también puede ayudar a prevenir la tensión muscular. Steve Hoyles, un profesional del fitness y propietario de Hoyles fitness, recomienda tomar aceite de pescado y comer proteínas de calidad y muchas de verduras para dar a tus músculos los nutrientes que necesita.

Sugerencias

La cantidad de agua que necesitas para mantenerte hidratado puede depender de la persona y el ambiente en que vives. Un hombre adulto sano que vive en un clima templado debe consumir aproximadamente 3 litros al día (2,2 litros para las mujeres). Este consumo de líquido no necesita ser sólo agua. Puedes reponer el agua que tu cuerpo pierde con el consumo de bebidas que contienen agua, como los jugos y leche o incluso alimentos que contengan agua, como frutas y verduras.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle clark | Traducido por juan orduna