Tensión de las cuerdas de una raqueta de tenis

La tensión a la que una raqueta de tenis es encordada tiene un impacto enorme en su desempeño. La mayoría de las personas que han practicado este deporte durante mucho tiempo tienen una preferencia establecida sobre qué tan tirantes deben estar las cuerdas. Los principiantes, sin embargo, puede encontrar dificultades en determinar la tensión adecuada para su nivel de juego. Si aprendes algunos aspectos básicos sobre el tema, la decisión debería ser mucho más fácil.

Cómo funciona la tensión de las cuerdas

La tensión de las cuerdas de una raqueta de tenis es creada en forma pareja a través de todas ellas. Cada una de las cuerdas principales (las que van de la parte superior a la inferior) y de las cruzadas (las que van de lado a lado) son estiradas a una tensión establecida usando una máquina. La tensión de las cuerdas se mide en libras y cuando es más alta, más tirantes están las cuerdas. No es inusual que las raquetas sean encordadas a valores tan bajos como 55 libras o tan altos como 80 libras.

Tensiones más ajustadas o más sueltas

Una tensión más alta (70 libras o más) brinda más control en los disparos, pero requiere más esfuerzo por parte del jugador para generar potencia. Las tensiones más bajas producen el efecto opuesto. Con las raquetas encordadas a menos de 65 libras es más fácil generar ritmo, pero es más difícil controlar la pelota. La tensión promedio suele ser de entre 64 y 67 libras. Con estos valores medios se puede conseguir un control adecuado y la potencia deseada.

Tamaño de la raqueta

En una época, el tamaño de las raquetas era más o menos el mismo en todos los modelos y marcas. La aparición de materiales compuestos, incluyendo el grafito, trajo consigo una mayor variedad de tamaños. Las raquetas de cabeza de 90 pulgadas cuadradas( 580.6 centímetros cuadrados) (llamadas comúnmente de tamaño medio) encordadas a 70 libras generarán una sensación diferente al jugar que una raqueta de gran tamaño (110 pulgadas cuadradas(709.6 centímetros cuadrados)) encordada a la misma tensión. La tienda que coloque las cuerdas a tu raqueta debe poder brindarte estimaciones sobre las tensiones más adecuadas para cada tamaño.

Tipos de cuerdas

Hubo una época en que casi todas las cuerdas de tenis estaban hechas de tripas naturales, principalmente de vacas y ovejas. Desde entonces, se han desarrollado opciones menos costosas. Tripas sintéticas, nailon y kevlar son materiales que han tenido éxito por ser alternativas bastante duraderas y de precio razonable a las tripas naturales. La tripa sintética es la más popular de estas cuerdas. Tiene la capacidad de mantener la tensión deseada durante más tiempo que el nailon o el kevlar. El hecho de que tienden a romperse más rápidamente no es una preocupación para la mayoría de los jugadores; cualquier cuerda perderá su tensión con el tiempo y se llega a un punto en que la durabilidad es una característica menos deseable.

Tensión ideal

Si no estás seguro sobre cuál es la mejor tensión para tus habilidades y estilo de juego, es aconsejable comenzar con una tensión media de alrededor de 65 libras. Jugar con una tensión de este valor debería brindar un indicio sobre si este valor es demasiado alto, bajo u óptimo para tu juego. Si eliges elevar o bajar la tensión de las cuerdas, hazlo en cantidades moderadas. Cuando un jugador hace cambios significativos a la tensión (más de 3 o 4 libras por vez), esto tiende a tener un efecto adverso y sirve poco para determinar qué tensión es la más apropiada.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin bliss | Traducido por mariana palma