TENS y construcción muscular

Si deseas construir músculo, hay maneras de obtener resultados más rápidos y mejores. Aunque algunas personas utilizan una unidad de TENS para tratar de construir músculo, no hay pruebas concluyentes que sugieran que funciona. Los impulsos eléctricos hacen que el músculo se contraiga, proporcionando un nivel mínimo de estimulación. Sin embargo, el nivel de intensidad necesario para construir el músculo sería extremadamente alto, y por lo tanto, doloroso. Una forma más eficaz para estimular el crecimiento muscular es realizar ejercicios regulares de entrenamiento de fuerza.

Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea

Una unidad de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea o TENS (por su nombre en inglés, "Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation"), se utiliza generalmente para ayudar a aliviar el dolor muscular y articular, especialmente en la espalda. La mayoría son pequeñas unidades que funcionan con electrodos que se adhieren a la piel. La unidad crea una corriente eléctrica que estimula los músculos y entumece los nervios. Funciona mediante el envío de impulsos eléctricos en los nervios. Las unidades TENS se usan para aliviar el malestar localizado relacionado con dolor en las articulaciones, dolores musculares, lesiones deportivas, dolores de cabeza por migraña, dolor de espalda y artritis. El calor generado por la corriente puede ayudar a reducir el dolor y la rigidez mediante el aumento de la liberación de endorfinas en el cuerpo. Aunque una unidad de TENS está diseñada para proporcionar alivio del dolor a través de la estimulación del nervio, la colocación de los electrodos correctamente en un músculo puede causar una contracción muscular fuerte. Si quieres tonificar tus músculos, utilizando la estimulación eléctrica del músculo solo o en combinación con TENS puede ser más eficaz en cuanto a resultados, especialmente cuando se utiliza, además de hacer ejercicio y entrenar con pesas.

Estimulación muscular eléctrica

La estimulación muscular eléctrica (EMS, por su nombre en inglés "Electrical Muscle Stimulation") puede construir músculo, pero no lo suficiente para mejorar el rendimiento atlético. Los impulsos eléctricos lentos provocan que los músculos se contraigan y se relajen, lo que contribuye a la acumulación de músculo similar al ejercicio pasivo. Los dispositivos son en realidad un tipo de máquina TENS, ya que trabajan de la misma manera. Algunos modelos de EMS pueden funcionar como una unidad de TENS cuando se cnofigura en el modo apropiado. Las máquinas EMS estimulan los nervios motores del músculo en lugar de las terminaciones nerviosas sensoriales, como funcionan las unidades de TENS. Los estimuladores musculares electrónicos se utilizan para ayudar a prevenir la atrofia muscular, para ayudar a aliviar el dolor y para reafirmar y tonificar los músculos.

Cómo funcionan los EMS

Una unidad EMS simula el ciclo de contracción y relajación de un músculo o grupo muscular. Al hacer esto, la máquina ayuda a aflojar las fibras musculares. Hasta cierto punto, las máquinas EMS pueden estimular los mismos ciclos que se producen cuando ejercitas tus músculos. Esta forma de estimulación eléctrica también trabaja para mejorar el flujo de sangre a los músculos, lo cual puede resultar en un mayor crecimiento muscular. Los médicos, fisioterapeutas y especialistas en rehabilitación suelen utilizar unidades de EMS para tratar y reparar lesiones musculares.

Precauciones al utilizarlo

La American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer) recomienda no utilizar una máquina TENS si tienes un marcapasos, bomba de infusión o un desfibrilador implantado. De hecho, las personas que tienen algún tipo de problema del corazón no deben usar estos dispositivos. Tampoco hay que utilizarlos en mujeres embarazadas o personas con epilepsia. Nunca coloques los electrodos cerca del corazón, la sien, la cabeza, la garganta o los ojos. Mantén alejado de la piel rasgada o heridas abiertas. Utiliza el dispositivo correctamente para evitar alguna quemadura o irritación de la piel. Siempre habla con tu médico antes de usar cualquier tipo de unidad de TENS.

Otras consideraciones

Para obtener mejores resultados, una persona que quiere músculos fuertes y un cuerpo delgado debe tener una dieta saludable e incluir entrenamiento de fuerza y ​​ejercicios aeróbicos, como parte de un programa regular de ejercicios. Según el Dr. Edward Laskowski, especialista en medicina física y rehabilitación en la Clínica Mayo, un régimen de entrenamiento de fuerza regular puede ayudar a reducir la grasa corporal y aumentar la masa muscular magra. Como resultado, tu cuerpo va a quemar calorías más eficientemente. Otros beneficios del entrenamiento de fuerza incluyen aumento de la densidad ósea y de la resistencia. Construir músculo también reduce el riesgo de lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por amber keefer | Traducido por ana laura nafarrate