El tenis y el dolor de los dedos del pie

Los movimientos rápidos, hacia adelante y hacia atrás relacionados con el tenis pueden poner tensión en tus articulaciones, incluyendo las rodillas, los tobillos y hasta los dedos del pie. Utilizas tus dedos de los pies, especialmente el dedo gordo del pie, para darte envión y cambiar de dirección. Esto puede conducir a fracturas del dedo del pie o a una condición conocida como "dedos de tenis." Si sospechas que puedes haber experimentado una lesión en el dedo del pie jugando al tenis, busca la evaluación de un médico.

Dedo del tenis

El dedo del tenis es una condición que resulta de los rápidos cambios de dirección que se producen en el tenis. Esta acción causa que el dedo del pie empuje contra la puntera de tu zapato, lo que puede dañar el área por debajo de la uña. Con el tiempo, esta presión puede acumularse y provocar que el dedo del pie vibre del dolor. Puedes prevenir esta enfermedad al mantener tus uñas cortas y con zapatos deportivos cómodos. Sin embargo, si experimentas esta lesión, tu médico puede crear un pequeño agujero en tu uña del pie que va a aliviar la presión en el dedo del pie.

Esguinces por estrés y fracturas

Las fracturas por sobrecarga son pequeñas grietas en los huesos de los dedos del pie y los pies que pueden ocurrir por el uso excesivo y lesiones mientras juegas al tenis. Puedes incurrir en una lesión después de un tropezón o una caída, o chocarte contra la red, que puede empeorar con cada sesión subsiguiente de tenis si no te tomas el tiempo para descansar. Algunos de los signos que puedes haber experimentado con este tipo de lesión incluyen hinchazón, moretones y rango de movimiento limitado en tu dedo del pie. Si tienes este tipo de lesión, descansar y colocar hielo en el dedo del pie puede ayudar a la curación. Consulta a tu médico para asegurarte de que no has experimentado una lesión en el pie más grave.

Pie de atleta

Si con frecuencia juegas en canchas de asfalto, es posible que corras más riesgo de sufrir una lesión conocida como pie de atleta. También es común en los jugadores de fútbol, ​​la lesión puede ocurrir si el dedo se dobla demasiado hacia arriba o hacia abajo. Los movimientos repetidos, como el arranque y la parada, pueden empeorar tus síntomas. Esto puede debilitar los ligamentos y cápsulas articulares que protegen tu dedo del pie y lo ayudan a moverse. Al igual que los esguinces y los estiramientos, el pie de atleta puede tratarse con reposo, hielo y tomando un medicamento antiinflamatorio para reducir la hinchazón. Sin embargo, tu médico también puede recomendar métodos especiales de vendaje para evitar futuras lesiones.

Prevención

Debido a que las lesiones de los dedos de los pies pueden ser comunes en jugadores de tenis, la participación en las técnicas de prevención puede ayudar a evitar el dolor que te mantiene fuera de la cancha. Esto incluye estirar las piernas, las pantorrillas y los pies antes de jugar. También es posible que desees evitar ciertas canchas de tenis que se sabes que son duras en tus dedos de los pies, como el asfalto, el hormigón o la alfombra. Las canchas de polvo de ladrillo y piedra triturada son más propicias al deslizamiento, ayudando a prevenir lesiones en el tenis.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por florencia melloni