Tendones de la corva y glúteos débiles al correr distancias

El correr distancias requiere de aguante, fuerza y músculos fuertes. Los principales músculos que se trabajan en la pierna al correr son los tendones de la corva y las pantorrillas. Sin embargo, los músculos de los glúteos también juegan un papel al correr. Cuando los músculos de los glúteos y de los tendones de la corva son débiles corres el riesgo de una lesión seria. Para minimizar el riesgo debes evitar la debilidad muscular y mejorar la flexibilidad de tus tendones de la corva y los músculos de los glúteos.

Causas

La debilidad de los tendones de la corva y los músculos de los glúteos es causada por la baja actividad o inactividad. Los periodos largos sentado o parado sin movimiento pueden causar que estos músculos se aprieten, lo que es una señal de debilidad muscular en estas áreas. Los tendones de la corva son tres músculos localizados detrás de la rodilla y muslo superior. Los músculos de los glúteos o "pompas" se localizan entre la parte superior de los tendones de la corva y tu espalda baja.

Desventajas

Los tendones dela corva débiles pueden conducir a la desalineación de la pelvis, lo que a su vez lleva a una columna inclinada. De acuerdo con Reform Pilates and Movement, tener esta debilidad puede ocasionar que los cuádriceps localizados en el muslo superior al frente de la pierna sobre-compensen y se hagan abultados en apariencia. El glúteo medio es un abductor del muslo y un glúteo medio débil puede causar lesiones a los músculos del muslo. En conjunto con los tendones de la corva, los músculos de los glúteos trabajan para estabilizar la pelvis. Si tienes un glúteo medio débil, tu pelvis se inclinará más de lo normal al caminar o correr, causando que anadees, o en casos extremos, que cojees.

Tratamiento

Incrementa la flexibilidad de los tendones de la corva al estirar antes de que comiences a correr. Párate con la pierna que estés estirando directamente frente a la pierna opuesta. Agáchate hacia adelante con las manos en las caderas al doblar la rodilla trasera. Si es necesario, coloca las manos en el frente de tus muslos para tener equilibrio. Sostén esta posición por 30 segundos. Mejora la flexibilidad de los músculos de los glúteos recostándote sobre tu espalda y sube una rodilla hacia tu pecho. Sostén la rodilla contra tu pecho por 15 segundos y baja la rodilla lentamente. Repite este movimiento cuatro veces antes de cambiar de pierna.

Consideraciones

Antes de correr, calienta tus músculos con estiramientos. Si tus tendones de la corva y tus glúteos son débiles, esto incrementa el riesgo de lesiones como los tirones y desgarres. No te estires al punto de dolor. El dolor es un indicador de que podrías haber desgarrado las fibras del músculo. Estírate al punto de comodidad par ti. Cuando te estiras, sostén tu posición por 5 a 10 segundos antes de salir de la posición de estiramiento.

Más galerías de fotos



Escrito por april khan | Traducido por glen boyd