Tendinitis patelar y yoga

la tendinitis patelar es una afección dolorosa que afecta la zona de debajo de la rótula, también llamada patela, donde se encuentra el tendón patelar. Esta afección también es conocida como rodilla de atleta, ya que las actividades que implican saltos o cambios de dirección rápidos hacen presión en las rodillas, y el uso excesivo de estas zonas es la causa más común de la tendinitis patelar. El yoga puede causar esta afección si saltas o hace cuclillas (squats) en exceso, pero lo más probables es que prevenga la tendinitis patelar. El fortalecimiento de los cuádriceps, el estiramiento de piernas y los ejercicios de balance previenen la tendinitis de la rótula.

Postura de la silla

Las posturas como la de la silla fortalecen los músculos de los cuádriceps al frente de la parte superior de las piernas. Los ejercicios de cuádriceps fortalecen los músculos y tendones de la articulación de la rodilla para evitar la tendinitis. Para realizar la postura de la silla, párate con las piernas juntas y los brazos sobre la cabeza con las palmas hacia adentro. Dobla las rodillas y baja hasta el piso como si te sentaras en una silla. Mantén los brazos apuntando hacia arriba, con el pecho elevado, y arquea levemente la parte baja de la espalda.

Postura del árbol

La postura del árbol fortalece los cuádriceps porque tienes que enderezar la rodilla por completo. También es un ejercicio de balance porque te paras en una sola pierna. Los ejercicios de balance mejoran el sentido de propiocepción para prevenir la tendinitis patelar. La propiocepción es la capacidad de tu cuerpo de sentir dónde están tus miembros sin verlos. Contrae activamente el cuádriceps de la pierna apoyada para mejorar la fuerza. Párate en una pierna con la planta de un pie apoyada firmemente en el muslo interno de la pierna opuesta para realizar esta postura. Rota las caderas hacia afuera y pon las palmas de tus manos juntas frente a tu corazón con los codos doblados. Practica con las dos piernas (Ve la referencia 4).

Postura del héroe

El fortalecimiento de los cuádriceps con ejercicios de yoga como la postura de la silla debe ser complementado con poses que estiren las piernas. De otro modo, los cuádriceps se tensa y se acortan, lo que puede distender las rodillas. La postura del héroe estira los cuádriceps para mantenerlos flexibles. Estirar las piernas también previene la tendinitis patelar. Para realizar esta postura, arrodíllate en el piso y siéntate sobre los tobillos. Si puedes, abre las piernas lo suficiente para que tus nalgas se apoyen en el piso en lugar de tus tobillos.

Postura de la cabeza a la rodilla

La postura de la cabeza a la rodilla, o inclinación hacia adelante con la cabeza hasta la rodilla. Para evitar la tendinitis patelar, necesitas estirar más que los cuádriceps, ya que otros músculos se sujetan a la rodilla. Los músculos isquiotibilaes y de la ingle se alargan en la postura de la cabeza hasta la rodilla. Para realizar esta postura, coloca una manta doblada en el piso, y siéntate en el borde de la misma con tus piernas derechas. Dobla una rodilla y pon el pie en la parte interna del muslo opuesto. Luego inclínate hacia adelante con la columna recta y trata de tocar la rodilla de la pierna extendida con la cabeza. Haz esta pose de ambos lados.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por maria eugenia gonzalez