Tendinitis y codera para baloncesto

Cuando miras a las estrellas de la NBA, puedes notar una codera en el brazo de tiro de los jugadores. Esta puede ser usada como moda, pero también para varias lesiones del brazo. Por ejemplo, puede producirse tendinitis en el codo cuando los tendones se inflaman o irritan en el curso de una temporada. Usar una codera es sólo una de las muchas formas de reducir los síntomas de tendinitis al jugar al baloncesto.

Lesiones

La tendinitis es una lesión común sufrida por jugadores de baloncesto como resultado de los disparos, pases y dribles constantes; movimientos repetitivos que gastan los tendones. Como resultado, la tendinitis puede afectar los tiros y el desempeño general en el campo de juego. Algunos jugadores eligen usar una codera para reducir el dolor e inflamación asociados a la lesión.

Calce adecuado

Lo principal a tener en cuenta al usar una codera para jugar baloncesto es un calce correcto. La codera no puede restringir el rango de movimiento de la muñeca, codo ni hombro. La mayoría de las coderas están diseñadas para calzar cómodamente desde la mitad del antebrazo hasta la muñeca. Una codera de buen calce no se desliza ni se mueve durante el partido ni restringe el flujo de sangre hacia el brazo.

Características

Las coderas pueden tener varias características en base a los requerimientos individuales del jugador. Por ejemplo, algunas están moldeadas para ser más cómodas, mientras que otras son más acolchadas para brindar más protección. También puedes comprarlas de un color específico que combine con el de tu uniforme. Algunas están diseñadas para ser aseguradas con velcro o con correas ajustables.

Consejo médico

Si sufres tendinitis al jugar al baloncesto, consulta a un entrenador de atletas o a un médico inmediatamente. Uno de estos profesionales de la salud puede darte una codera junto a otras opciones de tratamiento para aliviar la tendinitis. Si esta condición no es tratada durante cierto período de tiempo, el tendón puede romperse y se requiere cirugía para repararlo.

Más galerías de fotos



Escrito por jeremy hoefs | Traducido por mariana palma