La tendinitis de Aquiles y la máquina elíptica

Normalmente, la tendinitis de Aquiles es una lesión por fatiga y afecta al tejido conectivo que se encuentra entre la pantorrilla y el talón. Cuando caminas, corres o utilizas la pierna para empujar tu cuerpo hacia arriba, usas el tendón de Aquiles. Sin embargo, utilizarlo con frecuencia y con gran intensidad a menudo resulta en una tendinitis, lo que significa un tendón de Aquiles inflamado que hace difícil y doloroso ejecutar actividades de alto impacto. La máquina elíptica a veces provoca la aparición de la tendinitis, pero también puede utilizarse efectivamente para la rehabilitación.

Riesgo de lesión

La máquina elíptica a veces puede contribuir a desarrollar lesiones por el uso excesivo. Si utilizas esta máquina a diario o ya has sufrido una lesión en el tobillo anteriormente y continúas haciendo ejercicio sin descanso, su uso podría contribuir al desarrollo de la tendinitis de Aquiles. Siempre utiliza adecuadamente la máquina elíptica y sigue el consejo de tu médico cuando te estés recuperando de lesiones de tobillo para prevenir problemas crónicos.

Tratamiento y rehabilitación

Dado que la máquina elíptica es un aparato para hacer ejercicio de bajo impacto, a menudo se utiliza para la rehabilitación de las lesiones del tendón de Aquiles. A diferencia del impacto que sufre tu tobillo cuando el pie golpea el pavimento mientras corres, la máquina elíptica ofrece un ejercicio más rítmico y de menor impacto. Cuando te recuperas de lesiones por fatiga, como la tendinitis de Aquiles, el ejercicio modificado en la máquina elíptica te ayuda a mantenerte activo y mantener tus tendones flexibles.

Programa de rehabilitación

Si te han diagnosticado tendinitis de Aquiles, generalmente el tratamiento incluye actividades modificadas que reducen el impacto en el tendón al darle tiempo para que sane. Otros métodos de ejercicio de bajo impacto incluyen a la natación y a los estiramientos suaves. Tu médico también puede prescribirte el tratamiento RICE (por sus siglas en inglés) que incluye tomar reposo, aplicar hielo, comprimir y elevar el pie hasta que desaparezca la hinchazón.

Siguiendo el tratamiento

La tendinitis de Aquiles puede tardar hasta 2 o 3 meses para sanar. Si cambias de correr largas distancias a la máquina elíptica hasta que el dolor y la inflamación disminuyan, le das el tiempo necesario a tu tendón para que sane adecuadamente. Asimismo, participar en ejercicios de alto impacto como correr antes de que tu tendón de Aquiles sane, puede resultar en problemas y dolor crónico.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por josué miraflores m