La temperatura de un estudio de Bikram yoga

Bikram yoga adquirió el apodo de "yoga caliente" basado en el hecho de que los estudiantes practican en estudios calefaccionados a unos 105 grados Fahrenheit con al menos 35% humedad. Según el fundador Bikram Choudhury, que introdujo la serie de 26 posturas a los Estados Unidos en la década de 1970, el calor y la humedad están destinados a replicar el clima en su nativa India, la cuna del yoga. Obtén la aprobación de tu médico antes de practicar yoga caliente.

Teoría

La teoría de Bikram yoga dice que el calor afloja las articulaciones del cuerpo, ayudando a los estudiantes a profundizar más en las posturas y mueve las toxinas del cuerpo vía el sudor. En un nivel más esotérico, el calor del Bikram yoga pretende facilitar la habilidad de los estudiantes a permanecer "presentes" en la práctica y a trascender el malestar utilizando el poder de la mente sobre el cuerpo. Los estudiantes de Bikram yoga generalmente práctica sobre una estera de yoga cubierta con una toalla, pero los instructores les disuaden de limpiar el sudor, pues desperdician energía a través del movimiento innecesario y es en última instancia inútil porque el sudor reaparece inmediatamente.

Aclimatización

La intensidad del calor en una clase de Bikram yoga puede ser sorprendente para los principiantes. Los instructores alientan a los primerizos a abordar la práctica suavemente y descansar en Savasana o postura del cadáver, si empiezan a sentirse mareados o sobrecalentados. El objetivo de un practicante de primera vez es simplemente permanecer en el estudio para la duración de la clase. La mayoría de los estudiantes encuentra que con el tiempo se ajustan sus cuerpos y el calor se vuelve menos perceptible.

Controversia

A medida que Bikram yoga ganó popularidad, algunos críticos han menospreciado el alto calor como un riesgo para la salud. En un reportaje de "New York Times" publicado en 2004, el doctor Nieca Goldberg señaló que debido a realizar actividad física en alto calor pone demandas adicionales al corazón y sistema circulatorio, los fumadores o personas que sufren de hipertensión arterial u obesidad no deberían practicar yoga caliente. Los practicantes de Bikram yoga deben cuidar su hidratación antes, durante y después de una sesión, según otros expertos citados en el artículo. Los instructores de Bikram motivar a los estudiantes a hidratarse cuidadosamente antes y después de clase, pero beber agua sólo con moderación durante las clases para evitar náuseas y otros efectos desagradables.

Consideraciones

Aunque los operadores de estudio se esfuerzan en mantener la temperatura en constantes 105 grados, ocurren picos de temperatura y humedad, induciendo a veces incluso a los yoguis avanzados de Bikram a tomar un respiro. No todas las clases de "yoga caliente" son clases de Bikram yoga. Bikram Choudhury aseguró los derechos de autor de Estados Unidos a su serie 26 posturas en 2002 y ha impedido con éxito a los operadores sin licencia de enseñarla. Como resultado, algunos estudios de yoga han desarrollado sus propias clases de "yoga caliente", no pueden legalmente utilizar el nombre de Bikram y suelen tener las variaciones en la secuencia Bikram, realizadas en estudios calentados a cualquier temperatura que elige el operador.

Más galerías de fotos



Escrito por bryn bellamy | Traducido por paulina illanes amenábar