Cómo bajar la temperatura corporal con rapidez luego de ejercitarse

Un entrenamiento arduo puede hacer que te sientas acalorado, sudoroso e incómodo. Si vives en un lugar cálido el problema puede empeorar, y cuanto más tiempo permanezcas acalorado, es más probable que sudes a través de la ropa que te hayas puesto luego de ejercitarte. Esta no es la situación ideal si te ejercitas antes de ir al trabajo o durante tu descanso del almuerzo. Existen varias maneras en las que puedes disminuir la temperatura corporal, de manera tal que puedas dejar de sudar con mayor rapidez.

Duchas frías


Una ducha fría disminuirá tu temperatura corporal con rapidez.

Una ducha fría disminuirá tu temperatura corporal con rapidez y de manera significativa; como la mayor parte de los gimnasios cuentan con duchas, este método es sumamente accesible. Con el fin de evitar el impacto del agua helada, comienza con el agua tibia, y luego baja la temperatura de forma gradual a medida que te acostumbras. Asegúrate de humedecer el cuerpo entero, en especial la cabeza, torso y espalda. Disminuye la temperatura tanto como puedas tolerarla, y permanece bajo la ducha de cinco a diez minutos. Un baño frío resultará igual de efectivo, y será ideal si te has ejercitado en casa.

Piscinas de natación


Siéntate o permanece de pie con el agua a la altura del cuello.

La mayoría de las piscinas de natación se mantienen a una temperatura de baja a moderada, ciertamente más baja que la temperatura corporal. Siéntate o permanece de pie con el agua a la altura del cuello, y relájate de cinco a diez minutos. Por razones de higiene, siempre deberías ducharte antes de ingresar a la piscina. Para ahorrar tiempo, estira tus músculos a medida que te enfrías, en lugar de hacerlo en el gimnasio. La inmersión en agua fría puede prevenir también el dolor muscular tras el ejercicio.

Compresas de hielo


Utiliza compresas de hielo.

Colocar compresas de hielo sobre la parte posterior de tu cuello, abdomen, torso y muslos puede ayudar a enfriarte. A través de estas áreas fluyen grandes cantidades de sangre, y al enfriarla disminuirás la temperatura en el resto de tu cuerpo. No ubiques la compresa de hielo sobre la piel de manera directa, ya que esto puede provocar una quemadura por hielo dolorosa. En su lugar, envuelve la compresa en una tela adecuada, o utiliza una compresa de gel congelada.

Disfruta el aire fresco


Realiza tus estiramientos para enfriarte al aire libre.

Si has ejercitado en interiores, puedes percibir que afuera está más fresco, en especial luego de la puesta del sol, o si sopla una brisa suave. Luego del entrenamiento, realiza tus estiramientos para enfriarte al aire libre con el fin de disminuir la temperatura corporal de manera efectiva.

Saborea una bebida fría


Una bebida fría te ayudará a bajar la temperatura corporal.

Si has sudado de manera profusa durante tu entrenamiento, también puedes estar deshidratado; bebe de a sorbos una bebida fría o una deportiva para reemplazar el líquido perdido. Además, una bebida fría te ayudará a bajar la temperatura corporal. Este método puede agregarse con seguridad a cualquier otro que decidas utilizar (ver Referencia 2).

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por sofia elvira rienti