La temperatura corporal normal de los niños

La fiebre es uno de los síntomas de enfermedad, pero a veces puede ser difícil saber si la temperatura de tu hijo es normal o si tiene fiebre. Esta dificultad se agrava por las diferentes opciones de los termómetros, que varían en la precisión y la edad en que se puede empezar a usarlos para tu hijo.

Identificación

La temperatura normal es considerada en 98,6 grados Fahrenheit cuando se toma en la boca de tu hijo, y 99,6 grados F si se toma en la parte inferior de tu hijo, según la Clínica Mayo. Tomar la temperatura en la arteria temporal en el frente o en el oído se considera similar a tomar la temperatura rectal, por lo 99,6 grados Fahrenheit se debe considerar normal. Cuando se toma en la axila, la temperatura de un niño generalmente es más baja que si se toma con otros métodos, por lo que Seattle Children's Hospital dice que al utilizar este método, 99 grados Fahrenheit o más se considera fiebre.

Método

Hay muchos tipos diferentes de termómetros disponibles. Hay termómetros que pueden usarse por vía oral, rectal o debajo del brazo, así como termómetros que utilizan la arteria temporal en la frente o en el oído. Incluso hay termómetros chupón para que sea más fácil tomar la temperatura de un bebé o niño. Sigue las instrucciones que vienen con el termómetro para obtener una lectura más precisa y limpiar el termómetro después de cada uso.

Significado

Aunque 98.6 grados Fahrenheit y 99.6 grados Fahrenheit se consideran temperaturas normales, dependiendo del método que utilices, en realidad hay una variedad de lo que se considera normal. Seattle Children's Hospital de Seattle dice que una temperatura elevada se considera fiebre cuando alcanza 100,4 grados Fahrenheit o más cuando se toma por el oído, la arteria temporal o métodos rectales, 100 grados Fahrenheit al utilizar termómetros orales o de chupón, y 99 grados Fahrenheit cuando se toma en la axila de tu hijo. Los bebés menores de 12 semanas de edad que tienen una fiebre de más de 100.4 grados Fahrenheit tomada por vía rectal, y los niños con una fiebre de 105 grados Fahrenheit o más cuando se toma por cualquier método o 104 grados Fahrenheit si la temperatura se toma por la axila, se deben llevar al médico de inmediato.

Consideraciones

Una lectura precisa de temperatura es esencial para averiguar si la temperatura del niño es normal o si tiene fiebre. Las temperaturas que se toman en la axila y las tomadas con un termómetro de chupón se consideran el menos precisas, según la Clínica Mayo. También puede haber problemas con los termómetros de oído si hay mucha cerilla en el oído o si el conducto auditivo externo es demasiado pequeño y curvo. No tomes temperatura oral inmediatamente después de que el niño ingirió una bebida caliente, ni si el niño acaba de tomar un baño o está envuelto en mucha ropa, ya que esto puede dar una lectura más alta e inexacta, afirma Family Doctor.

Información de expertos

La Clínica Mayo recomienda usar un termómetro digital normal usado por vía rectal para aquellos con menos de tres meses, ya que es el único método exacto para tomar la temperatura a esta edad. Los menores de cuatro años de edad no suelen ser capaces de sostener el termómetro debajo de la lengua, así que o bien continuar con un termómetro rectal o tomar su temperatura con un termómetro de oído, termómetro de la arteria temporal, termómetro de chupón, termómetro digital o debajo del brazo. Solo asegúrate de que cualquier termómetro usado por vía rectal esté etiquetado ya que ningún termómetro debe ser utilizado tanto por vía rectal y oral.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por mayra cabrera